Noticias

¿Cómo reacciona tu cerebro cuando te enojas?

      
Enojarse sirve para liberar tensiones, pero también puede tener consecuencias negativas. Foto: Flickr. Autor: RLHyde
Enojarse sirve para liberar tensiones, pero también puede tener consecuencias negativas. Foto: Flickr. Autor: RLHyde
El enojoes una de nuestrasemociones más comunes y sin embargo, aún se desconoce mucho sobre cómo reacciona nuestro cerebro ante este tipo de sensación. A nivel del organismo, es sabido que cuando estamos enojados sucede que: aumenta nuestra frecuencia cardíaca, también nuestra tensión arterial,  la producción de testosterona se dispara, y disminuyen los niveles de cortisol, también conocida como la hormona del estrés. Un grupo de científicos de la Universidad de Iowarealizó un estudio para captar a través de un escáner qué ocurre en el cerebro cuando se dispara esta emoción.

Para poder lograrlo, los expertos pidieron a los participantes desarrollar una tarea que posteriormente sería rechazada sin un fundamento para provocar su enojo y captarlo con los equipos. Así observaron que al desatarse la ira se activaban dos zonas del cerebro: la corteza cingulada anterior (ACC) y la corteza dorsolateralprefrontal (DLPFC). La primera se encarga específicamente del control de las emociones y la segunda se encarga de la toma de decisiones racionales, por lo que impide que nos dejemos llevar por los impulsos.

¿Es posible controlar el enojo?


Si bien enojarse algunas veces es necesario para liberar tensiones y desahogarte a través de tus verdaderos sentimientos, vivir asediado por la ira tampoco es recomendable. Estos fuertes sentimientos pueden llevarte a perder el control y que tu salud resulte perjudicada pero, ¿cómo controlarlos?

La American PsychologicalAssociation (APA)presenta algunas recomendaciones para ayudarte a lidiar con el enojo.

1.    Implementa tácticas de respiración.

 

Uno de los métodos naturales más efectivos para calmarnos tanto cuando estamos enojados como cuando estamos atravesando situaciones de estrés es respirar profundamente, imaginando que la respiración sube desde el abdomen y no desde el pecho.

2.    Usa tu imaginación.

 

Procura calmarte evocando imágenes que te brinden confort y seguridad. Recuerda momentos de tu vida y personas que te evoquen instantes de felicidad.

3.    Realiza actividad física.

 

El ejercicio físico es una de las mejores recetas para aliviar tensiones, liberando endorfinas que te ayudarán a experimentar una sensación de bienestar al instante.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.