Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

Es fundamental tener seguros de salud para evitar inconvenientes económicos por enfermedades. Foto: Universia
Adquirir una póliza contra enfermedad es indispensable para evitar que por un problema de salud, tu patrimonio personal o familiar pueda verse afectado o, peor aún, perderse. Actualmente, las aseguradoras ofrecen gran variedad de planes de seguro, de acuerdo a los ingresos y a las expectativas de cobertura de cada persona.

Según datos del portal El Universal, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ha revelado que el número de asegurados en el sector de gastos médicos en 10 años subió un 268%, pasando de 3.463 pólizas contratadas en 2002 a 8.032 personas con este servicio en 2011.

El 45 % de las personas aseguradas en México tienen entre 25 y 44 años mientras que el 4% tiene más de 60.

Amplia gama de posibilidades

Para cada tipo de seguro hay una cobertura específica, por lo tanto, antes de firmar una póliza se debe chequear que el plan contratado cubra las necesidades personales.

Según los especialistas, lo correcto es contratar un seguro a partir de los 23 años de edad. Después de los 70 años, las personas tienen dificultades para ser aceptadas por las aseguradoras porque, por su edad, tienen mayores chances de sufrir enfermedades y disminuyen la rentabilidad del negocio para la entidad.

Los precios de los seguros varían de acuerdo a la extensión de la cobertura en cuanto a atención médica (por ejemplo, padecimientos, cirugías estéticas, tratamientos de calvicie, etc) y la calidad y el lujo de los hospitales a los que se derive al paciente. También influye en el costo, el tema del deducible o sea, el primer dinero que se tendrá que pagar por cualquier tipo de enfermedad y que, siempre, correrá por cuenta del asegurado. Es importante tener en cuenta que, a mayor deducible, más barato será el seguro.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más