Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

No te desanimes si te despiden del trabajo, aprende de las experiencias. Fuente: Universia.
La mayoría de las personas que pierden su empleo, ya sea a causa de malos resultados o por una reducción de personal, tienen la reacción inmediata de ponerse a la defensiva y culpar a los demás. Si este es tu caso, haz un esfuerzo por ser optimista siguiendo una serie de consejos sobre qué hacer cuando te despiden, publicados por Glassdoor.com
 

Analiza a profundidad lo que sucedió

Lo primero que debes hacer, para aprender de tu despido, es dar un paso atrás y ver la situación de una manera no emocional e imparcial. Evalúa si realmente hiciste bien tus tareas laborales, si las entregaste a tiempo y si seguiste las instrucciones establecidas.

Piensa cómo te sientes acerca de tu trabajo en general, si sentías pasión por lo que hacías o si sólo era un medio para recibir una remuneración. Ser auto-reflexivo te ayudará a identificar qué características debes buscar en tu nueva ocupación y cómo puedes desarrollar tus habilidades.
 

Mantente optimista

Mantener una actitud positiva durante este proceso también es importante. Recuerda que no eres la primera persona en ser despedida ni serás la última. Ten en cuenta que muchos trabajadores exitosos pasaron por esta misma situación en algún momento, lo cual les ayudó a dar un gran salto en sus carreras.
 
 
Obtén información

Cuando el gerente te llama a la oficina para firmar la finalización de tus tareas laborales con la empresa, trata de no ponerte a la defensiva ni reaccionar con ira. En su lugar, utiliza esa oportunidad para obtener alguna información sobre cuál es el motivo real de tu despido.
 

Sé honesto en las entrevistas

Es preferible que el reclutador sepa que has sido despedido antes de que piense que eres un mentiroso. Por esto, di siempre la verdad.

Si te preguntan sobre este tema, usa palabras como “terminé mi trabajo” o “finalicé mis labores” en lugar de despedida. Posteriormente, expón una razón coherente y rápida sobre qué fue lo que sucedió. No olvides de mantener una actitud positiva y trata de avanzar rápidamente en este tópico.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más