Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

 
Tips para escribir tu currículum. Fuente: flickr.com Autor: Encespaico (Pablo Alcolea).
Parecería que todos sabemos cómo se debe redactar nuestro currículum vitae y de hecho muchas cosas las damos por sabido pero te has preguntado ¿qué es lo que no debes poner en tu currículum? porque en algunas ocasiones puedes quedar mal y vivir situaciones vergonzosas.

Lo cierto es que esto implica como si fueras a tener la gran cita de tu vida y que por varios motivos estés con un vestuario inadecuado o realices comentarios imprudentes o inapropiados, o si fuese el caso que exageres tanto tus virtudes y caigas en el narcisismo. Por estas razones es primordial que conozcan que la elaboración de tu propio currículum conlleva que sigas un protocolo determinado, con el objetivo de que en la medida de lo posible puedas impresionar a la persona que te evalúa o futuro contratante.

Entonces, teniendo claro todo esto ¿qué es lo que debes incluir en tu currículum? y ¿qué es lo que debes evitar?

Como título es recomendable que escribas “Currículum Vitae. Posteriormente, en la parte superior pon tu nombre y tus datos de contacto (es importante poner tu dirección de correo electrónico).

Probablemente existan millones de detalles acerca de un trabajo que hiciste hace diez años, pero lo importante son tus últimos trabajos que son los elementos primordiales que te darán relevancia.

En cuanto a tu salario o sueldo son aspectos económicos que sin lugar a duda es mucho mejor tratarlos en una entrevista personal.

Por otro lado están los datos incompletos o no actualizados/vigentes. Un claro ejemplo es incluir que realizaste un curso de especialización o diplomado, y no señalas el centro de estudios o la titulación obtenida. O también dar detalles de títulos académicos inferiores, cuando posees otros estudios superiores que los hacen irrelevantes. Lo que cuenta es el título de mayor nivel.

Tienes que redactar tu currículum en un lenguaje estándar o con un lenguaje adecuado a los tecnicismos propios de tu profesión. No uses abreviaturas, palabras o expresiones demasiado coloquiales.

Cuando redactes el texto, nunca sabes cómo pueden reaccionar las otras personas y cómo van a interpretar lo que escribiste. Por este motivo no pongas comentarios negativos sobre ti mismo, irónicos o cómicos.

Cuando  hablamos de comentarios negativos, también nos referimos a que no es correcto que pongas en el currículum los motivos por los que dejaste un trabajo. Al igual que el salario, es información que se responde en una entrevista. Siempre la prudencia y el sentido común son muy importantes.

Con respecto a los datos de contacto de las empresas donde has trabajado, sólo agrégala si te es solicitado.

Recuerda que quienes leen tu currículum son personas interesadas en contratarte por lo que no es adecuado que pongas una excesiva cantidad de información personal como tu peso, altura, tu religión o tendencia política.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más