text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

 
La fruta debe ser una parte fundamental en la dieta de cualquier persona. Foto: sxc.hu
Los antioxidantes tienen varias propiedades, entre las más conocidas podemos señalar que mejora la calidad de vida, ayuda en la prevención de muchos tipos de cáncer y retrasa el envejecimiento. Está totalmente verificado que poseen virtudes insustituibles para los seres humanos.

Nuestro cuerpo produce gran cantidad de oxidantes y radicales libres. Los primeros chocan contra nuestras células y las llegan a dañar. Asimismo desde el exterior ingresan a nuestro organismo cantidades considerables de radicales libres que debemos atacar para no oxidarnos. Algunas de sus causas son el humo del tabaco, algunos fármacos y la contaminación ambiental.

Los antioxidantes previenen el desgaste y envejecimiento celular excesivo ante situaciones de alta demanda energética como estrés, enfermedades crónicas, grandes esfuerzos físicos o mentales o simplemente el paso del tiempo.

Esas vitaminas y minerales se encuentran en una amplia variedad de alimentos y cada uno actúa contra distintas enfermedades. Están contenidos en el ajo por ejemplo, que actúa como anticancerígeno; los ajíes y pigmentos actúan contra las células cancerígenas; el té verde y el cacao actúan como activador del metabolismo; los flavonoides presentes en las verduras de hojas verdes protegen el aparato cardiovascular previniendo enfermedades de esta índole; el selenio, presente en mariscos, carnes, pescados y frutas y verduras actúa contra el riesgo de padecer cáncer de colon, de hígado y de mamas.

Se necesitan pequeñas cantidades que varían con la edad, actividad física, hábitos alimentarios y condiciones de salud de las personas pero podemos estimar que estas se cubren correctamente si integramos a la mesa diaria frutas, verduras, cereales en lo posible integrales y  lácteos. En una dieta ordenada que incluya permanentemente estos alimentos están presentes los antioxidantes necesarios para optimizar el funcionamiento de nuestros  sistemas.

Existen ciertos casos en los que puede ser necesario un suplemento nutricional, que deberá ser recomendado por un profesional. Los hay de diferentes tipos y orígenes, se presentan en dosis diarias o  semanales, de un solo nutriente o de varios que combinados funcionan todavía mejor.

Para tener claro qué brinda cada vitamina o mineral, se ha confeccionado la siguiente lista:

  • Vitamina C: Todas las frutas y verduras especialmente cítricos, kiwi, frutillas, tomates, brócoli.       
  • Vitamina A: Huevos, zanahorias, espinaca, coliflor, repollo.
  • Betacaroteno: Zanahorias, espinaca, coliflor, repollo.
  • Vitamina E: Aceites todos, germen de trigo.
  • Zinc: Carne vacuna, mariscos, nueces, quesos.      
  • Selenio: Frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, lácteos.
  • Cobre: Hígado, mariscos, nueces, zanahorias.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.