text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

 
América latina se muestra atractiva ante los inversores. Foto: Banco de imágenes

El fuerte impulso de China, aunque aún es el tercer inversor en los países latinoamericanos, dio el espaldarazo para que América Latina alcanzara el año pasado un récord en inversión foránea directa, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el marco de la 53 Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Montevideo.

Según el anterior informe de la CEPAL sobre Inversión Extranjera Directa (IED), de 2010, ese año Estados Unidos fue el principal inversor en Latinoamérica, con el 17%, seguido de Holanda (13%), China (9%), y Canadá y España (ambos con 4%). En total los ingresos de IED alcanzaron en 2010 los 112.634 millones de dólares, con Brasil y México a la cabeza.

En el seminario celebrado en Montevideo, organizado por la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, destacó el buen momento que vive la región, con niveles promedio de pobreza del 31% y de pobreza extrema del 17%, gracias a la actitud “más progresista” de los gobiernos “en materia social”.

Sin embargo, al recalcar que algunas economías se están desacelerando, lo que dará un promedio de crecimiento del 3,7% este año, rechazó un exceso de “sobreoptimismo” regional, sobre todo por los posibles efectos de la crisis en los países desarrollados.

En el centro de las preocupaciones está la desaceleración de China, cuyo crecimiento bajará del 9,5% al 7,5%. Este fenómeno puede afectar a países exportadores de materias primas como los sudamericanos, los que más están creciendo en la región por encima de México y Centroamérica.

Entre los instrumentos con que cuenta América Latina para enfrentar un eventual contagio de la crisis están sus reservas internacionales, que “se ubican en niveles inéditos, de 765.000 millones de dólares hoy en día”, recalcó Bárcena.

Además, la región “es el segundo tenedor de Bonos del Tesoro (de Estados Unidos) del mundo después de China" y "las finanzas públicas están bajo control”, agregó.

Respecto a los “factores que conspiran” contra la región reseñó “la inflación (por el alto precio de materias primas), la apreciación cambiaria (por flujos de capitales sin control), el peligro del deterioro de la cuenta corriente y la volatilidad de los mercados financieros”.



Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.