• ¿Quién eres?

Noticias

Jóvenes: ¿expuestos a violencia social online?

      
La denominada Generación Messenger padece el lado negativo de la tecnología. Foto: UNAM
La denominada Generación Messenger padece el lado negativo de la tecnología. Foto: UNAM
Al disponer de un mayor acceso a las tecnologías de información y comunicación, en comparación con la población en general, los jóvenes padecen diversas expresiones de violencia social online, estableció en la UNAM, Luz María Velázquez Reyes, del Instituto Superior de Ciencias de la Educación del Estado de México.

Estas manifestaciones se sustentan en la crueldad, orientada a ejercer la fuerza para la negación del otro, y los agresores utilizan medios técnicos con este fin. La violencia se actualiza de acuerdo a los tiempos, lo que explica que fenómenos como el cyberbullying queden rebasados, destacó.

La experta enfatizó que la denominada Generación Messenger padece el lado negativo de la tecnología, reflejado en sexting, envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de dispositivos móviles; sexcasting, intercambio de mensajes sexuales en servicios instantáneos.

Además, sextorsión, que refiere al chantaje que sufre una persona con fotografías o vídeos de sí misma desnuda, o captada en relaciones íntimas, que generalmente son compartidos previamente mediante sexting, con fines de explotación sexual, y grooming, que consiste en las acciones de un adulto para contactar a menores de edad en Internet, con el objetivo de abusar sexualmente de ellos.

>
N-GEN, Generación en Red

En 2001, Marc Prensky publicó el ensayo Nativos Digitales, Inmigrantes Digitales, en el que describe las características de una nueva generación de estudiantes nacidos después de 1979, expertos en el manejo de los nuevos lenguajes tecnológicos.

Actualmente, los jóvenes graduados de la Universidad, han leído menos de cinco mil horas, pero dedican más de 10 mil a los videojuegos y 20 mil a ver programas de televisión. Los juegos de computadora, el correo electrónico, los teléfonos móviles, el Internet y la mensajería instantánea son parte integral de sus vidas, explicó el autor.

Al respecto, Velázquez Reyes destacó los datos que recabó después de entrevistar a 708 estudiantes (232 de bachillerato y 476 de licenciatura). Del total, nueve de cada 10 disponían de teléfono celular.

“Lo colocan junto a la cama al dormirse, lo llevan al baño y son capaces de suspender la comida por responder los mensajes que reciben en el dispositivo. Incluso, hay casos en que dejan de hacer el amor con tal de revisarlos”, refirió la autora del libro Jóvenes en tiempos de oscuridad.

El 42 por ciento de los entrevistados manifestó tener en su recámara una computadora; 37 por ciento, contaban con laptop o netbook, y seis de cada 10 informó que tenía acceso a Internet.

En relación a las expresiones de violencia social online, la académica enfatizó que ocho de cada 10 habían visto imágenes de personas semidesnudas o desnudas en las redes sociales; 20 por ciento se tomó fotografías o videos sexualmente sugestivos, y dos de cada 10 recibió invitaciones para retratarse en poses eróticas o pornográficas.

El 45 por ciento compartió material erótico recibido por teléfonos celulares; uno de cada 10 lo ha publicado en sus perfiles o lo ha enviado a sus contactos, y seis de cada 10 recibió imágenes o videos con estas características. En el 25 por ciento de los casos, los jóvenes los comparten con su pareja, y el 10 por ciento, con personas cercanas. El 55 por ciento de los encuestados respondió “sí” a la pregunta ¿Conoces a alguien que guarde fotografías o videos de novias?

“Para los jóvenes, mostrar el cuerpo es considerado como un asunto de belleza, no pasa por los códigos morales impuestos por los adultos”, explicó Velázquez Reyes.

En los casos de violencia social online, las víctimas, por lo general mujeres, pagan un precio muy alto después de ser expuestas imágenes o videos de contenido erótico o sexual, en las cuales aparecen. En contraparte, el agresor gana popularidad, concluyó.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.