• ¿Quién eres?

Noticias

7 lecciones inspiradoras de la inigualable Frida Kahlo

      

Un día como hoy, pero en 1907, nacía en Coyoacán, México Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, mejor conocida como Frida Kahlo, quien se convirtió en una de las figuras femeninas más importante de México por su talento artístico, su pensamiento y su manera crítica del ver al mundo. Frida es todo un ícono cultural, que sirve hasta hoy como fuente de inspiración para mujeres del todo el mundo.


Desde pequeña, Frida demostró una importante sensibilidad hacia la expresión artística y fue así que en 1922, ingresó en la Escuela Nacional Preparatoria de la actual Universidad Nacional Autónoma de México. Por su carácter fue ganando popularidad entre las chicas de su grupo, con quien comenzó a realizar innumerables bromas en la escuela, teniendo generalmente como víctimas a sus profesores. En dicha institución fue que, más adelante, conoció a su futuro marido, el muralista mexicano Diego Rivera


Su talento fue creciendo a medida que aprendía diferentes técnicas de pintura y grabado. En 1925, un terrible accidente de tranvía la dejó con lesiones permanentes. Su columna vertebral se fracturó, al igual que algunas costillas, el cuello y su pelvis, por lo que tuvo que permanecer postrada en una cama durante un largo periodo. En este tiempo, e impulsada en gran parte por el aburrimiento, comenzó a pintar. En 1926 nació el primero de sus muchos autorretratos, donde pudo expresar a través de la belleza sus más grandes temores y dolores ante la vida.


Tras una larga recuperación, Frida pudo volver a caminar y así, a través de contactos en el mundo artístico, comenzó a relacionarse con las más importantes figuras del ambiente. Conoció a André Bretón, quien calificó su obra como una de las expresiones surrealistas más exquisitas de la época. Si bien a nivel conceptual, la obra de Frida podía categorizarse como surrealista, con el paso de los años decidió alejarse y rechazó el carácter de esta corriente en sus creaciones.


"Creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad." - Frida Kahlo

En 1939 tuvo su primera exposición en París, en la galería Renón et Collea, tras la gestión de Bretón. Este fue un importante impulso en su carrera, que le sirvió para relacionarse con grupos de artistas europeos de gran nivel, como el increíble Pablo Picasso.

Frida fue conocida en el mundo entero por su inigualable talento y su arte, una síntesis del expresionismo y el surrealismo, pero sobre todas las cosas, por su carácter y su visión del mundo. Fue una mujer valiente, que no tuvo miedo de demostrar su verdadera cara ante el público y su legado no es solo sus creaciones artísticas, sino más bien su postura ante la vida y sus valores encabezados por la pasión y la transparencia.

7 lecciones para la vida que nos dejó Frida Kahlo

1- Se fiel a ti mismo: no te dejes influenciar por lo que digan los demás. No importa si eres poco convencional o incluso “raro” para los demás, nunca dejes de ser fiel a ti mismo. Frida siempre se sintió “diferente” y en esa diferencia, probablemente, encontró su talento y su forma de dejar una marca en el mundo.

2- Persigue tus sueños: Frida comenzó a convertirse en una artista en tiempos donde ninguna mujer se animaba a serlo, porque no había espacio para ellas. No tuvo miedo en exponer sus emociones, como tampoco en seguir su pasión a través de la práctica y el trabajo duro, para hacer de sus sueños una realidad.

3- No te rindas, a pesar de los problemas: la vida, por más buena que sea, siempre conlleva problemas que debemos resolver. Por más complejos que sean estos, lo esencial es la perseverancia y no dejar de luchar por lo que realmente queremos. Frida luchó contra los sinsabores de su vida y salió triunfante.

4- Transforma al dolor en algo útil: como se dice popularmente “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”. Cuando sientas que algo te supera, es importante no dejarse ganar por el dolor y transformarlo en algo útil y bello. Kahlo pudo hacerlo y de su más profunda tristeza, nacieron sus más increíbles creaciones.

5- Lucha por lo que crees: para seguir siendo quién eres, no dejes de luchar por aquellas cosas que crees. Puedes estar abierto a nuevas opiniones e ideas, pero no dejes tus principios y valores a un lado porque estos son, ante todo, una parte esencial de ti mismo y de tus objetivos en el mundo.

6- Aprende a soltar: hay ciertas cosas y personas a las que nos aferramos mucho por amor o simplemente por capricho, sin darnos cuenta que estas nos lastiman. Para crecer como persona, es esencial aprender a soltar y dejar ir las cosas que nos hace daño. Hay cosas que no podremos cambiar nunca, por tanto, lo más sano es alejarnos de ellas.

7- Ámate: por sobre todas las cosas. Esta es la única forma que tienes de convivir todos los días contigo, cuidar tus creencias y tener la posibilidad de amar a otros. El amor se trata de aceptación y Frida aprendió a lo largo de su vida que, pare aceptar a otros, debía aceptarse ella misma y cuidarse.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.