• ¿Quién eres?

Noticias

Videojuegos generan ansiedad en niños

      
Videojuegos generan ansiedad en niños
Videojuegos generan ansiedad en niños
Los empleados de una tienda departamental en el Centro Histórico aseguran que los videojuegos se venden mucho más que los juguetes tradicionales en esta época en que los Reyes Magos destinan desde mil hasta siete mil pesos.

David Muñiz, de nueve años, lo confirma. Sus amigos y él pedirán sólo videojuegos, incluso, su hermana menor, Ariadna, "negoció" con él cuáles pedir.

Los Magos del Oriente que cumplen los deseos de los niños bien portados gastan por consola, alrededor de tres mil pesos y por juego, otros 500 en promedio, aunque las muñecas, patines y bicicletas también se compran.

La adicción a los videojuegos genera ansiedad por obtenerlos en varios menores. El caso de un adolescente, quien se suicidó en Veracruz porque sus padres le prohibieron un videojuego, es el extremo de esta situación.

La psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y especialista en niños, Vicenta Haddad Hernández, asegura que "en las últimas tres décadas, los videojuegos se han convertido en generador de ansiedad tanto en niños como en padres de familia y maestros".

La experta señala que otrora, "los niños disfrutaban intensamente todos aquellos juegos que implicaban mover nuestro cuerpo: patinar, montar bicicleta", entre otras actividades.

Ahora, por "cuestiones de seguridad, los menores salen poco a jugar, lo que incrementa la afición por los videojuegos", indica la pedagoga Alejandra Robles del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), quien marca la diferencia que actualmente se vive en el proceso del juego por parte de los niños.

Hadad Hernández, agrega a esta implicación, que también influyen a esta afición el "querer evadir alguna situación familiar o personal o bien, pertenecer al grupo de quienes los tienen por verdadera afición".

La afición a los videojuegos, aunada a otros elementos físicos y psiquiátricos, podría pasar de moda a un problema de salud, pues algunos niños incluso pueden desarrollar hiperactividad.


"La ansiedad dependerá de las características personales de cada niño" y la psicóloga recomienda que aquellos "que tienen trastorno de déficit y de atención, hiperactividad e incluso algún tipo de epilepsia, no debieran jugar por un período mayor a 30 minutos diarios, pues la sobre-estimulación podría generar mayor ansiedad e hiperactividad, al grado incluso de desencadenar una crisis convulsiva".

Sin embargo, ambas especialistas aclaran que el videojuego por sí mismo no es el problema, la persona es quien decide la importancia y significado que le da.

Pero los videojuegos no son una cuestión malévola o peligrosa. Diversas investigaciones refieren que esta afición sí aporta algunas ventajas: desarrolla mayor capacidad de atención y mejora la planeación a través de estrategias que lleven a la solución de problemas.

"Un buen manejo del tiempo, contenido y límites de los videojuegos favorece también la metacognición, que es la capacidad de trascender lo ya aprendido",
asegura la psicóloga Haddad.


Algunas actitudes de los niños que deben llamar la atención en los padres:

· Mantiene su mayor interés concentrado en los videojuegos.
· Deja de practicar actividades que anteriormente disfrutaba: participar en algún deporte, jugar con la mascota.
· Observa cada detalle mientras juega, al grado que no escucha cuando le llamamos e incluso se enoja si le pedimos algo.
· Vive intensamente el juego y se enoja fuertemente si pierde.
· Pierde interés por la convivencia familiar y con los amigos.
· Cambios en sus hábitos de comida y de sueño. Se duerme más tarde.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.