Noticias

Murió Luis Leal

      
En un comunicado, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) dio a conocer que el deceso ocurrió el lunes 25 de enero, al tiempo que lamentó el fatídico suceso, lo mismo que el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Refirió que antes de morir preparaba una historia del cuento chicano y que, aunque radicado la mayor parte de su vida en Estados Unidos, nunca perdió la huella de las tradiciones y la cultura mexicanas.

Originario de Linares, Nuevo León, Leal, doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Chicago, promotor de la literatura mexicana y chicana, fue un destacado pionero de los estudios de la literatura de México en Estados Unidos.

Sus investigaciones fueron de la época prehispánica a la contemporánea, incluso lo que va del siglo XXI. Desde la década de los 50 fue reconocido como el especialista más autorizado en el cuento mexicano y se hizo célebre por su libro "Breve historia del cuento", de 1956.

En el tiempo de la Revolución Mexicana emigró a Estados Unidos, donde estableció su residencia en Chicago, donde continúo su educación. En septiembre de 1936 se casó con Gladys Clemens, con quien tuvo dos hijos: Antonio y Luis Alonso.

En 1943, se integró a las fuerzas armadas de Estados Unidos y fue enviado al Pacífico por dos años. Al término de la Segunda Guerra Mundial (1939-45) continuó su trabajo de doctorado en la Universidad de Chicago.

Entre 1994 y 1996 dirigió el Departamento de Estudios Chicanos de la Universidad de California en Santa Bárbara. Entre los reconocimientos y premios que recibió a lo largo de su vida, se pueden mencionar la Medalla de la Orden del Aguila Azteca, de México, en 1991.

Asimismo, profesor del año de la National Association for Chicano Studies (1988); la Medalla Nacional de Humanidades, otorgada por el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, en 1997, y el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Illinois en 2000.

El también profesor visitante de destacadas universidades estadounidenses formó, sobre todo, investigadores de la literatura mexicana en Estados Unidos, como Merlin Foster, el primer gran estudioso del grupo Los Contemporáneos.

En México tuvo contacto con Martín Luis Guzmán, Octavio Paz, Elena Poniatowska y Hernán Lara Zavala, entre otros.

En noviembre de 2007, la University of California en Santa Barbara (UCSB), en colaboración con el Instituto Nacional de Bellas Artes, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad del Claustro de Sor Juana, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, llevó a cabo el Homenaje Nacional a Luis Leal en el Centenario de su Nacimiento.

Este homenaje se realizó en diversas sedes de las instituciones convocantes y reunió a investigadores y escritores de la literatura mexicana y estadounidense, entre ellos, Juan Bruce-Novoa, Beatriz Espejo, Víctor Fuentes, Hernán Lara Zavala, Seymour Menton, Sara Poot-Herrera, Viola Miglio, Russell M. Cluff, Michael Schuessler, Norma Klahn, Danielle La France y Debra Eric.

Además, el propio Luis Leal ofreció una videoconferencia. Entonces se realizó la presentación del libro "Cien años de lealtad/One Hundred Years of Loyalty".

El Conaculta refirió que escritores y estudiosos lamentaron el deceso de Luis Leal, como Sara Poot-Herrera, profesora de Literatura Contemporánea de la Universidad de Santa Bárbara, y discípula suya, quien sostuvo que "vivimos el milagro de haberlo conocido. Un alivio para él. Una gran tristeza para todos nosotros".

Por su parte, Margo Glantz, escritora y ensayista, destacó que "a los 100 años de edad Luis Leal continuaba trabajando en el estudio de la literatura mexicana. Como mexicano radicado allá (Estados Unidos), nunca olvidó sus raíces".

Resaltó que "siempre trabajó de manera incansable, con una inteligencia activa, lúcida y dispuesta a la investigación de la literatura. Gracias a Luis Leal existe una antología del cuento mexicano. Su trabajo fue pionero y sus obras de avanzada".

Para Beatriz Espejo, escritora, "fue un hombre sabio. No era difícil de trato y la gente lo quería y admiraba", y recordó que "fue un mexicanista, él abrió paso al estudio de la literatura mexicana en los Estados Unidos, cuando esto no se estilaba".

El escritor Guillermo Samperio lamentó que "se fue uno de los más destacados hombres de letras y literatos de Latinoamérica. Su fallecimiento también significa el final de esos hombres épicos que lograron abrir paso a la literatura mexicana al extranjero".

Tarea que realizó a la par de "apoyar y defender la literatura chicana gracias a sus estudios y destacada carrera como profesor e investigador de la Universidad de California en Santa Barbara, dijo.

Por su parte, Agustín Monsreal, poeta y cuentista mexicano, señaló que "creo que la mayor cualidad que tuvo don Luis fue que abrió brecha en el estudio sistemático de la literatura mexicana en aquellas tierras. Sembró una muy buena semilla".

Russell M. Cluff, catedrático del Departamento de Español y Portugués en Brigham Young University, anotó que "no sólo fue el gran crítico que todo mundo conoce, sino un gran pionero. El fue el primero en enseñar acá obras de Julio Cortázar, García Márquez y otras grandes figuras".



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.