Thursday :: 24 / 04 / 2014

Además BLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROS MAPA DEL SITIO

Noticia

Día de los Santos Inocentes: una tradición muy viva

El Día de los Santos Inocentes se ha convertido en México en una tradición festiva para cada 28 de diciembre sorprender a distraídos y gastarles bromas.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

El Día de los Santos Inocentes, acontecimiento de origen bíblico que recuerda los hechos sangrientos ordenados por el rey Herodes, se ha convertido en México en una tradición festiva para cada 28 de diciembre sorprender a distraídos y gastarles bromas, despojándolos de prendas y propiedades.

El 28 de diciembre es recordado por la sociedad y la Iglesia Católica como la fecha en que el Rey Herodes mandó matar a los niños menores de 2 años que habitaban Belén, al sentirse atemorizado por que lo destituyera el Niño Jesús; aunque, también se ha convertido en un día para hacer todo tipo de bromas.

De acuerdo al Evangelio San Mateo unos magos llegaron a Jerusalén preguntando dónde había nacido el futuro rey de Israel, ya que habían visto una estrella aparecer al Oriente y recordaron la profecía del Antiguo Testamento: “Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones” . Por lo que, partieron de sus lejanas tierras a adorar al recién nacido; ante ello, Herodes, quien llevaba muchos años gobernando Israel, se asustó y mandó llamar a los Sumos Sacerdotes y escribas para preguntarle el lugar exacto donde nacería el rey de Israel.

Es común que en ese día, personas pidan a quien se deje o no esté al pendiente de la fecha, una cantidad de dinero o algún objeto de valor que no repondrán, bajo el dicho de “inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se debe prestar”.

También se ha vuelto habitual en los últimos años, que en los diarios impresos aparezcan en esta fecha noticias de primera plana con hechos incomprensibles, con datos falsos e increíbles, en algunos casos firmados por personajes ficticios como “Inocencio Santos”.

Como medida precautoria, para no caer en las bromas de parientes y amigos, la gente debe recordar cada 28 de diciembre que no debe dar prestado nada: dinero, joyas, libros o cualquier otro objeto, porque lo pueden hacer “inocente”.

La broma es para aquella persona que caiga en el engaño de prestar algún objeto de su propiedad, pues éste no le será devuelto.

Parte de la tradición consistía en que a la persona que fue engañada, es decir al inocente, se le daba una canastita con dulces, con el siguiente recado: “Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se debe prestar”.

Finalmente, las cosas que se pedían prestadas eran devueltas acompañadas de dulces, juguetes en miniatura y el recado correspondiente: “Herodes, cruel inclemente, nos dice desde la fosa, que considera inocente al que presta alguna cosa”.

Cabe comentar que el Día de los Santos Inocentes es el equivalente latino del anglosajón April Fool”s Day.

En la iconografía se les presenta como niños pequeños y de pecho, con coronas y palmas, en alusión a su martirio.

En Oriente se les recuerda el 29 de diciembre y en el mundo latino, el 28 de ese mes, se concibe su muerte como “bautismo de sangre” y preámbulo al “éxodo cristiano”, semejante a la masacre de otros niños hebreos que hubo en Egipto antes de su salida de la esclavitud a la libertad.


Fuente: El Porvenir





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad