Monday :: 15 / 09 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

El problema central del agua en el DF es la mala distribución y no la escasez: UAM

Cincuenta por ciento de la infraestructura de pozos y almacenamientos se concentra en el poniente de la capital.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

El problema de la ciudad de México en el siglo XXI es que ya no se parte de utopías para construirla y se da por hecho que para vivir en ella hay que padecer la desigualdad, tal es el caso del agua, cuyo conflicto central no es la escasez, sino la mala distribución que se realiza a través de la infraestructura hidráulica.

Así lo estableció el doctor Jorge Legorreta Gutiérrez, profesor-investigador del Departamento de Evaluación del Diseño en el Tiempo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien agregó que más de 50 por ciento de la construcción de pozos y almacenamientos generales se concentra en el poniente de la capital, donde se encuentra la población de mayores recursos económicos.

Al participar en Conversaciones: ciudad de México la gran musa y sus utopías, del Ciclo Metrópoli Evolución y Mutación, organizado por la Coordinación de Extensión Universitaria de la Unidad Xochimilco, detalló que la desigualdad en la distribución del agua se debe a que las instalaciones con que cuenta el Distrito Federal carecen de suficientes almacenamientos generales, y por ello el recurso es limitado. 

El especialista en Transformación lacustre y conflictos urbanos ejemplificó con el caso del manantial Santa Fe, que desde la época prehispánica dotó del agua a los pobladores y hoy día lo sigue haciendo con los consorcios y pueblos aledaños; sin embargo, éstos últimos no reciben la necesaria.

Debe completarse la utopía con el fin de que las fuentes naturales de agua doten del vital líquido a todos por igual, y de esa forma cada habitante pueda disponer de un promedio de 150 litros del recurso al día.

En el caso de la Delegación Iztapalapa no hay agua porque el abastecimiento de 50 por ciento de los tres mil pozos del Valle de México que operan de manera regular se concentró al poniente de la ciudad; esta demarcación tiene dos almacenamientos generales de agua y 18 pozos; en tanto al sur (Tláhuac, Xochimilco y Chalco) hay 120 pozos; lo que evidencia la desigualdad, precisó el docente de la Unidad Azcapotzalco.

El maestro Miguel Arnulfo Ángel, académico del Departamento de Política y Cultura, advirtió que la ciudad debe abordarse desde la interdisciplina, pues es reservorio de vida, razón y pasión, además de que se caracteriza por sus grandes paradojas: lo público y lo privado, así como por la gran contradicción de vivir entre muchos y “sentirnos solos”.

El especialista en Sociología Urbana destacó la importancia de tener la utopía de la “naturaleza” o las azoteas verdes. No se trata de crear roof garden que son “meros ganchos” comerciales de los vendedores de vivienda, sino de tener vegetación en un muro o azotea y lograr jardines en las construcciones, como lo ha realizado Alemania, líder en esta tecnología.

De acuerdo con el docente, esta posibilidad permite capturar polvo, disminuir la isla de calor en la ciudad y atrapar carbono.

El maestro Rafael Calderón Arozqueta, académico del Departamento de Producción Agrícola y Animal, señaló que debe recuperarse la utopía de lo mejor de la ciudad de hace algunos años: recobrar la confianza y mejores condiciones de vida, cuestionando lo que se considera reducto de seguridad: los centros comerciales.

El Ciclo Metrópoli Evolución y Mutación –organizado en el marco de la celebración de los 35 años de la UAM- tiene como objetivo dar a conocer las reflexiones académicas sobre problemáticas actuales de la urbe.


Fuente: UAM





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad