• ¿Quién eres?

Noticias

Tener buena relación con tus compañeros de trabajo mejora la productividad

      
Tener buena relación con tus compañeros de trabajo mejora la productividad
Tener buena relación con tus compañeros de trabajo mejora la productividad  |  Fuente: Shutterstock

Seguro notaste la diferencia de trabajar en una oficina en la que no existe buena relación entre compañeros e ir a otra donde el clima de trabajo es realmente cordial. Pese a que algunos profesionales dicen no estar para hacer amistades, un reciente estudio de LinkedIn reveló que tener buenas relaciones laborales es sinónimo de felicidad para el 46% de los trabajadores.

 

El estudio “Relaciones en el trabajo” también determinó que entablar buenas relaciones tanto con colegas como con superiores es la clave para tener una jornada de trabajo donde reine la motivación y la productividad. Además, estas condiciones positivas hacen que los empleados se sientan mucho más confiados al momento de compartir sus ideas o solicitar una opinión.

 

En cuanto a las diferentes generaciones de trabajadores, el estudio halló que el 67% de los profesionales nacidos en el periodo 1981-1995, conocidos como Millennials, suelen compartir sus problemas familiares o sentimentales con algún compañero de trabajo. Cifras que se reducen a menos de un tercio cuando se observa la generación X (nacidos entre 1965 y 1976).

 

Consejos para tener buenas relaciones laborales

 

Tras quedar demostrada la importancia de mantener buenas relaciones con tus compañeros de trabajo, a continuación te revelamos algunos consejos que te permitirán cumplir con este objetivo.

 

>> Conocer a tus compañeros. Dedica un tiempo para conocer a las personas que trabajan contigo, así podrás encontrar intereses en común a partir de los cuales entablar conversaciones e incluso una buena relación. Recuerda que siempre sobra tiempo para un café.

 

>> Escuchar. Si tus compañeros sienten que estás dispuesto a escuchar lo que tienen para decir e incluso valoras sus opiniones, no tardarás demasiado en ganarte su respeto. Además, intenta participar en las conversaciones de trabajo pero siempre desde una postura de respeto.

 

>> Ser simpático. Parece tonto, pero a en ocasiones los profesionales están tan atareados que olvidan sonreír, lo que podría llegar a enviar un mensaje equivocado al resto. Tres cosas que nunca debes olvidar: conocer el nombre de tus colegas, decir buenos días y buenas noches cada jornada de trabajo.

 

>> Evitar ser parte del chismerío. Ser parte de esta clase de conversaciones es la manera más sencilla de ganarte la desconfianza de tus compañeros. Por ello, en la medida de lo posible debes evitar rodearte de los trabajadores que dedican su jornada a esta clase de comentarios. 

 

>> Ser agradecido. En toda oficina habrá trabajadores dispuestos a ofrecerte una mano cuando la necesites; no obstante, una vez te ayuden no olvides ser agradecido. A toda persona le gusta sentirse apreciada, además esta clase de detalles servirán para ganarte el cariño de quienes te rodean.

 

>> Ofrecer tu ayuda. Para muchos significa intromisión, mientras que otros se mostrarán agradecidos de recibir una mano cuando están atareados. Cada vez que consideres que alguien podría necesitar tu ayuda no dudes en ofrecerla, eso sí, procura hacerlo en voz baja para no dejar a tu compañero expuesto ante el resto.

 

>> Participar de los eventos de la oficina. En toda oficina existen algunos hábitos o costumbres, como por ejemplo: reunirse una vez a la semana, entre otras. Pese a que puedas no sentirte del todo cómodo, si quieres entablar buenas relaciones con tus compañeros será fundamental que participes de estas instancias.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.