Noticias

¿Las correcciones en rojo son negativas para los estudiantes?

      
Las correcciones en rojo resaltan los errores de los estudiantes, sin que se refuerce positivamente lo que han hecho bien durante el examen
Las correcciones en rojo resaltan los errores de los estudiantes, sin que se refuerce positivamente lo que han hecho bien durante el examen
  • Existen alternativas al bolígrafo rojo. Si las correcciones se enfocan en positivo el alumno se sentirá mucho más implicado en el aprendizaje.
  • Descubre cómo motivar a tus alumnos para conseguir la excelencia académica. Premiar los aciertos puede ser más rentable que puntualizar sus fallos.
  • Los nuevos pedagogos introducen el bolígrafo verde. Subrayar los aciertos del estudiante puede ayudarle a continuar progresando.

 La forma de evaluar puede neutralizar el crecimiento de los alumnos. Existen alternativas al bolígrafo rojo para conseguir que los alumnos mejores en una asignatura.

Conviértete en un buen profesor

Motiva a tus alumnos

Las correcciones del profesor se han realizado habitualmente en bolígrafo rojo, así el docente indica al alumno lo que ha hecho mal. Sin embargo, nunca se subrayan sus aciertos.

El método del bolígrafo rojo no motiva al alumno que ya realiza bien el examen a continuar aprendiendo. Las nuevas líneas de pedagogía indican que se debería premiar más a los buenos alumnos.

Dirigir a los alumnos hacia la excelencia implica un nuevo reto para los profesores. Las correcciones deben de ir enfocadas a resaltar el logro de los alumnos y estimularles para seguir mejorando.

Los tachones en bolígrafo rojo indican lo que el alumno hace mal pero ¿qué hay de los alumnos brillantes que no precisan de los tachones?. Para que ellos puedan seguir evolucionando en el aula es necesario buscar nuevas alternativas.

¿Cómo corregir a los alumnos?

1. Indicar lo que está mal es importante

El feedback entre alumnos y profesores es muy importante. El educador debe indicar al alumno qué es lo que hace mal, el tradicional bolígrafo rojo aquí cumple su función. Las correcciones siempre deben de hacerse con tacto y orientadas a la comprensión del alumno.

2. Premiar los aciertos

La educación positiva es un nuevo reto para los docentes. Además del bolígrafo rojo es necesario sacar el verde e indicarles lo que han hecho bien. Así aprenderán sintiéndose parte del proceso de aprendizaje.

3. Estimularles para que cada día hagan mejor los ejercicios

Un alumno motivado acudirá todos los días a las clases contento y dispuesto a aprender. Es necesario hacer las correcciones con sentido del humor y motivando a los niños. Así será mucho más sencillo que puedan aprender por ellos mismos.

4. No poner límites a su crecimiento

El desarrollo del alumno es el fin último de la educación. Cada niño tiene un ritmo de aprendizaje. Con el bolígrafo rojo se pueden indicar las cuestiones que el alumno debe de pulir, pero cómo indicarle sus progresos. En este punto es necesario premiar a los alumnos que consiguen abordar los trabajos con acierto para que continúen el proceso de aprendizaje.

5 tecnologías que están transformando la educación

EBook: 5 nuevas tecnologías que están transformando la educación

Estos 5 conceptos tecnológicos están en boca de todos, ¿pero sabes cómo pueden afectar al ámbito de la enseñanza?

Regístrate y conoce lo último en transformación digital



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.