Noticias

Claves para aprobar un examen oral en la universidad

      
No dejes que los nervios te traicionen en tu próximo examen oral, sigue estos sencillos consejos
No dejes que los nervios te traicionen en tu próximo examen oral, sigue estos sencillos consejos
  • A la hora de enfrentarse a un examen oral es necesario controlar bien los nervios para evitar que puedan jugarte una mala pasada delante del profesor.
  • Una preparación concienzuda para el momento es de gran ayuda para disminuir los nervios y aumentar la sensación de seguridad a la hora de enfrentarse a la evaluación oral.
  • Descubre algunos de los mejores trucos para alejar el estrés y poder tener mayor confianza en ti mismo para enfrentarte a esta prueba.

No es ninguna novedad afirmar que los exámenes intimidan a todo el mundo, aunque a algunos más que a otros. Es el momento en el que se ponen a prueba todos los conocimientos que has adquirido tanto en clase como en las horas que has dedicado al estudio en casa.

Si se sigue una rutina de estudio esos nervios pueden llegar a ser un simple cosquilleo ansioso. Algo así no supone demasiado problema para controlarlo más allá de respirar hondo y tomar alguna infusión que ayude a relajarse.

Hay personas que a pesar de estar bien preparadas sufren unos niveles de estrés muy elevados. Más aún cuando se dejan de lado los exámenes escritos para enfrentarnos a los orales. SI bien no se trata de la opción más común elegida por los profesores, hay casos en los que una evaluación de este tipo es mucho mejor que la escrita. Pone a prueba al alumno no solo a la hora de saberse los conocimientos, sino también a la hora de desenvolverse a hablando.

¿Has decidido ya cuál será tu carrera?

Más info

Hay alumnos que los consideran una pesadilla por su timidez, para otros es terrible porque su expresión oral quizás no es tan buena como la escrita. Sin embargo, existen trucos que pueden ayudar a enfrentarse a un examen oral sin desembocar en un ataque de nervios.

Recuerda, cuanto mejor sea la preparación que se haya realizado para el examen, menores serán las dudas que se puedan presentar. Lo fundamental es una buena organización para no dejar nada al azar.

Para que los nervios no te traicionen en tu próximo examen oral vamos a darte algunos consejos para que puedas ponerlos en práctica:

1. Prepara bien los temas

Cuando te enfrentas a un examen oral la mayoría de las veces el profesor te da el enunciado de un tema para que tú puedas desarrollarlo. Asegúrate de preparar bien tus apuntes antes de comenzar a estudiar y de tener bien delimitado qué pertenece a cada tema. Así minimizarás las probabilidades de confundirte cuando sea la hora de examinarte.

2. Haz esquemas

Tu capacidad de síntesis puede ser de gran ayuda. Elabora esquemas durante tu estudio para tener claras cuáles son las ideas más importantes del tema. De esta manera sabrás si se te queda algo en el tintero a la hora de exponer el tema en el examen oral.

3. Practica

Una vez tengas bien preparados los temas y hayas comenzado a estudiarlos para el examen oral la práctica puede ser de gran ayuda. Pídele a algún amigo o familiar que te pregunte los temas para que tú puedas explicárselos tal y como harías con tu profesor en el examen.

4. Duerme bien

Es el consejo fundamental tanto para tus clases como para cualquier tipo de examen que tengas que realizar. Cuanto mejor descanses mayor será tu capacidad de concentración y te encontrarás más despejado para enfrentarte a la prueba.

5. Tu aspecto importa

No, no estamos diciendo que debas acudir con la última moda o que debas usar ropa de marca para ir a un examen. Simplemente basta con un aspecto cuidado y aseado para dar una buena impresión y ser respetuoso con tu examinador.

6. Cuidado con los gestos

El lenguaje corporal puede decir mucho sobre ti y tu estado. No dejes que algunos gestos nerviosos con las manos o el desviar la vista delaten tus dudas o tus nervios.

7. Respira hondo

Simple pero muy importante. Hay personas que al dejarse llevar por los nervios llegan a rozar la hiperventilación. No dejes que eso ocurra, respirar hondo es lo mejor que puedes hacer para relajar tu cuerpo y tu cerebro de cara a hacer tu examen.

Es cierto que no existe ningún consejo completamente infalible en lo que a disminuir los nervios se refiere. Sin embargo, tú puedes hacer que estos sean mucho menores trabajando a conciencia para preparar tu próximo examen oral.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.