• ¿Quién eres?

Noticias

Los peores estudiantes que puedes tener en un examen

      
Recuerda respirar profundo antes de comenzar a escribir
Recuerda respirar profundo antes de comenzar a escribir
  • ¿Reconoces a este tipo de estudiantes entre tus compañeros? ¿Cuál es tu mal hábito a la hora de hacer un examen?
  • Repasamos todo tipo de situaciones y comportamientos que se dan en el aula de un examen.
  • Da igual que pasen los años, pero los alumnos siguen comportándose de la misma forma y algunos siguen haciendo alarde de irritantes hábitos antes, durante y tras el examen.

La época de exámenes y nuestro comportamiento durante estas semanas es digno de cualquier estudio sociológico.

Durante ese tiempo pasamos por una montaña rusa de sensaciones, trabajo, cansancio, inseguridades, que llegan a su fin el día del examen.

Y ese día, cada uno de los estudiantes da muestra de sus nervios de distinta manera y se dispone a enfrentarse al examen de la mejor manera posible.

¿Te interesa el Área de Artes y Humanidades?

Infórmate sobre los estudios que puedes realizar

Estos son algunos de los tipos de estudiantes que puedes encontrarte en la sala de un examen.

El que dice que no se sabe nada, pero siempre aprueba

Siempre te toparás con el alumno que, ante la pregunta de cómo lo lleva, te responderá que no ha tenido casi tiempo de estudiar y que se presenta al examen para probar suerte y ver las preguntas.

Sin embargo, dará la casualidad, que el estudiante que te da esa respuesta es la persona que siempre sale muy satisfecha de los exámenes y consigue muy buenos resultados.

Nunca falla el perfil inseguro que niega su preparación, se exige más que los demás, y aunque lo niegue, está consiguiendo un buen expediente académico.

El que no para de hacer ruidos

El típico compañero inquieto y nervioso, y con cierta tendencia a los tics nerviosos.

Dará muestra de esto a lo largo de todo el examen, sobre todo si cuenta con un boli de muelle y no deja de jugar con él mientras lee las preguntas.

Ya sabes, adelántate a sus tics y regálale un kit de bolígrafos sin muelle y con capuchón.

El que siempre acaba el primero

Y aquí llega el alumno que siempre acaba el primero y sale orgulloso del aula, disfrutando de su primera posición.

No sabemos cómo se las ingenia, pero siempre es capaz de acabar el primero y todos levantamos la cabeza para admirarle y pensar cómo lo ha hecho, cuando tu todavía estás por la mitad.

El que no para de moverse en su silla

Junto a tu compañero fan de los bolis de muelle, tenemos al estudiante que no puede mantenerse quieto y es capaz de adoptar mil posturas por minuto.

Ya sabes, localízalo cuando entre en el aula, mira donde se sienta y evita sentarte cerca para que no te distraiga.

El que hace saber que ha acabado de completar su examen

Y llega el momento en que uno de los alumnos acaba su examen, pone su boli en la mesa, ordena sus folios, y lo hace de tal manera, que el resto de aula se percata de sus acciones.

Sale triunfante y ruidosamente de la clase y tu no puedes parar de mirar el reloj.

El que no para de pedir folios extra

Nunca sabremos cómo lo hacen, o si tienen una letra de gran tamaño, pero a todos nos provoca gran inquietud cuando hay un par de estudiantes que no paran de pedir más hojas y se ponen a rellenarlas frenéticamente en cuanto se las entregan.

El que te somete a un interrogatorio en cuanto sales del aula del examen

Y por fin, entregas tu examen, respiras aliviado y te diriges a la puerta con ganas de tomarte un descanso. Y ahí está, tu infatigable compañero que está deseando contrastar las respuestas y saber el resultado de todos tus ejercicios.

Seas quien seas, recuerda respirar profundo antes de comenzar a escribir y evadirte de todo lo que ocurre en el aula y al resto de estudiantes. ¡Mucha suerte!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.