Noticias

5 formas en las que el Big Data mejorará la formación

      
El análisis de datos da beneficios a todos los agentes del proceso educativo
El análisis de datos da beneficios a todos los agentes del proceso educativo  |  Fuente: Shutterstock
  • La Educación cambia constantemente, haciendo que analizarla sea todo un desafío.
  • Los docentes deben saber cómo el análisis de grandes cantidades de información les permitirá ajustar la forma en que enseñan.
  • Gracias al Big Data, la educación personalizada es cada vez más accesible.

El Big Data o análisis de grandes cantidades de datos es una de las disciplinas que cambiará al mundo. En la era digital, donde cada acción realizada por un usuario genera información, hacer buen uso de dicha información es fundamental para satisfacer las necesidades de los clientes.

A nivel laboral, el Big Data es uno de los conocimientos más solicitados. Las empresas buscan profesionales del área, pero también de otras materias que cuenten con conocimientos de análisis de datos.

En el campo de la Educación, el análisis de datos promete ser un excelente aliado para combatir la deserción escolar y aumentar la satisfacción de los estudiantes con la formación ofrecida.

Si bien algunas de las grandes universidades del mundo ya han comenzado a aplicar estrategias que incorporan herramientas de Big Data, el 2018 promete ser el año en que la mayoría de los centros educativos incorporen sus conocimientos.

El análisis de datos puede utilizarse de diferentes maneras, sin embargo, no todas serán efectivas.

¿Eres docente? ¿Quieres incorporar el Big Data a tus clases? Estas son las 5 formas en que el análisis de datos puede mejorar la formación de tus alumnos:

1) Aprendizaje personalizado

El manejo de información sobre los gustos y necesidades de los estudiantes permitirá alcanzar un sueño que la educación superior persigue desde hace años: la personalización de los estudios.

Con esta información los docentes podrán crear planes de estudio adaptados a cada estudiante y con ellos disminuir la deserción escolar al tiempo que brindan a cada alumno los conocimientos que este necesita.

2) Convivencia de múltiples métodos

Cada estudiante podrá aprender con el método que mejor le resulte, con lo que no deberá someterse a un sistema que lo trate como al resto de sus compañeros sino que se atenderán las características que lo convierten en un individuo único.

¿Te interesa el Big Data?

Fórmate con este curso

3) Rol activo

No solo los docentes podrán tener acceso a información sobre los estudiantes, sino que estos mismos podrán conocer de primera mano cómo evoluciona su proceso de aprendizaje y, de este modo, controlarlo.

Sabrán exactamente qué conocimientos deben reforzar, cuáles son sus virtudes y cuales sus puntos más frágiles.

4) Estudiantes más comprometidos

Conocer exactamente en qué punto de su aprendizaje se encuentran permitirá a los estudiantes comprometerse más con su educación. De este modo, se convertirán en alumnos más activos e interesados por mejorar, buscando siempre la forma de mejorar sus resultados académicos y así mejorar su aprendizaje.

5) Problemas más efectivos

Gracias al Big Data, el docente podrá diseñar problemas, proyectos y trabajos más efectivos. Es decir, podrá crear instancias de trabajo dentro del aula que efectivamente aporten a la formación de sus estudiantes.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.