Noticias

¿Pueden los estudiantes aprender el 100% por sí mismos?

      
La educación autodidacta reduce muchos costes a los alumnos
La educación autodidacta reduce muchos costes a los alumnos
  • Internet ha democratizado el conocimiento, haciendo posible aprender ciencia, arte o humanidades desde cualquier parte del mundo.
  • La autoformación supone un mayor esfuerzo y dedicación que la formación tradicional.
  • Algunas áreas de estudio son más complicadas que otras.

La tecnología ha abierto miles de posibilidades para todo aquel que por razones de tiempo o dinero no pueda acceder físicamente a formase en un centro educativo y decida estudiar desde casa, ahí está el conflicto de la cuestión.

Si entendemos que aprender por uno mismo es inscribirse en un curso online, MOOC o a través de videoconferencias, entonces sí, podríamos decir que los estudiantes pueden aprender el 100% por sí mismos.

Con la llegada de Internet parece que estamos a años luz de aquel joven que iba a la biblioteca para obtener libros, tesis y artículos sobre alguna materia en concreto para formarse a sí mismo sin ninguna guía de por medio, lo que hace plantearnos: ¿Ha sido relevante la tecnología en este tipo de aprendizaje?

Pero ambos casos sí que tienen ciertas características similares que, para bien, hacen posibles que millones de estudiantes en el mundo puedan continuar su formación en lo que más desean y al ritmo que mejor les convenga.

Flexibilidad horaria

En ambos casos es el alumno el que organiza su horario ‘de clases’ (atendiendo a los plazos de entrega) y decide cuándo y desde dónde se empieza y se termina de estudiar. Esto ayuda que muchos jóvenes puedan compaginar esta formación con un trabajo u otros estudios de tipo tradicional.

Reducción de costes

Desde el transporte hasta los gastos de matrícula o de gestión. Por regla general, la formación online suele ser más barata que la presencial (y en algunos casos, hasta gratuita). Eso sin contar con los diversos tutoriales, foros y webinars que fluyen por la red y a los que se puede acceder a coste cero.

Mayor esfuerzo y dedicación

Muchas personas necesitan de un impulso o hacer frente a cierto tipo de obligación para responder a sus responsabilidades académicas. Aprender desde casa es un compromiso con nosotros mismos y muchas veces cuesta organizarse, evitar distracciones y cumplir con los objetivos.

Solicita información sin compromiso sobre cursos online

Más info

Aprendizaje selectivo

Aprendemos sólo lo que nos gusta. Por ejemplo, si nos gusta el heavy metal y queremos aprender a tocar la guitarra, seguramente iremos directo a cursos o tutoriales con material de nuestro gusto, en vez de ir a una academia o conservatorio y tener que pasar por otros estilos (muy provechosos) que no nos llamen tanto la atención.

¿Todo se puede aprender de forma autodidacta?

Otro punto fuerte en el debate. Si volvemos al ejemplo de la guitarra, es posible aprender a tocarla desde casa, o iniciarnos en programación web o convertirnos en un experto de marketing digital, pero si hablamos de medicina, química de laboratorio o veterinaria, es muy difícil o casi imposible tener la posibilidad de practicar por cuenta propia.

Más allá de plantear si la educación autodidacta es viable en su totalidad, hay que mirar más allá. Hay que aprovechar lo que la tecnología nos brinda para nuestro aprendizaje y estar siempre actualizados, porque es seguro que se seguirá avanzando en este tipo de formación.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.