Noticias

La enseñanza ad-hoc y las necesidades de los estudiantes

      
Los estudiantes deben apostar por una enseñanza especializada
Los estudiantes deben apostar por una enseñanza especializada  |  Fuente: Shutterstock
  • La enseñanza debe adaptarse a las necesidades del mercado, pero más aún a las necesidades de los estudiantes.

  • Para ello, los estudiantes deben saber exactamente qué necesitan obtener de una carrera.

  • Las nuevas tecnologías permiten generar todo un campo de nuevas oportunidades en la educación.

Los planes de estudio generalmente son estáticos y poco actualizados, pero gracias a las nuevas tecnologías esto ha comenzado a cambiar. Las universidades se encuentran cada vez más pendientes de lo que requieren sus estudiantes, y dispuestas a ofrecerlo para contar con la aprobación de los futuros profesionales.

Ad-hoc es una alocución latina, que traducida al español refiere a un elemento específico, especializado o alternativo. Dicha alocución es usada en diversos ámbitos como el Derecho, la Medicina o la Informática, y en cada uno de ellos tiene usos diferentes.

En el caso de la Pedagogía, cuando se habla de enseñanzas ad-hoc se busca hacer referencia a enseñanzas especializadas, enfocadas o específicas.

¿Enfocadas a qué? En este caso, nos referiremos a las enseñanzas enfocadas en las necesidades de los estudiantes y cómo éstas impactan en las universidades y la creación o adaptación de sus planes de estudio.

¿Sabes qué quieres estudiar?

Conoce todas tus opciones


Un desafío inevitable

La brecha existente entre las necesidades demandadas por el mercado laboral y las ofrecidas por las universidades, así como también la brecha inevitable entre las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y las que las universidades efectivamente utilizan, son desafíos inevitables para todos los centros de Educación Superior de la actualidad.

En otras palabras: las universidades deben adaptarse a lo que demanda el mercado, pero también a lo que permiten las nuevas tecnologías.

Y por si fuera poco, deben aplicar estas renovaciones y cambios atendiendo a las necesidades de sus estudiantes.

¿Cómo compaginar todas estas variables? Dado que, tanto el mercado laboral como las nuevas tecnologías son cambiantes e impredecibles, y lo que estos demandarán u ofrecerán no puede saberse con certeza hoy, las universidades deben enfocarse en prevenir.

Para realmente brindar enseñanzas ad-hoc, las universidades deben encontrar un sistema que les permita adelantarse a los acontecimientos. Para lograrlo, pueden apelar a diferentes estrategias.


Fomentar la innovación

Aquellas universidades que fomenten en sus estudiantes la importancia de innovar, que diseñen planes educativos destinados a buscar ideas originales y desarrollar la creatividad en sus estudiantes, estarán  un paso más cerca de lograr enseñanzas ad-hoc.

Cuando se convierten en profesionales, los estudiantes que aprenden a buscar la innovación desde etapas educativas tempranas tienden a perseguirla en etapas más avanzadas. De este modo, buscarán continuar especializándose de acuerdo a las exigencias del mercado.


Utilizar la tecnología

No sabemos lo que deparará el futuro, pero sí sabemos que éste será tecnológico.

Si bien los millennials no necesitan grandes orientaciones en cuanto al uso de tecnología, es fundamental que los centros de estudio utilicen las nuevas tecnologías en cada uno de sus procesos. De esta forma, la adaptación a un mundo completamente tecnológico y digital no será tan traumática para los futuros profesionales.

Resulta imposible ofrecer formación especializada sobre tecnologías que aún no conocemos, pero de momento, se puede fomentar su uso y esperar que la medida sea suficiente.


Desarrollar el pensamiento crítico

Los centros educativos que formen profesionales capaces de pensar de forma crítica, estarán transmitiendo una de las habilidades más demandadas por las empresas. Al mismo tiempo, estarán ofreciendo a sus alumnos la posibilidad de visualizar su propia carrera con una mirada incisiva y sumamente necesaria para identificar carencias profesionales.

 

La enseñanza ad-hoc es, hoy en día, más una utopía que una realidad. Resulta imposible enseñar de forma especializada en áreas que cambian de forma constante, pero apelando a la innovación, el uso de la tecnología y el pensamiento crítico como estrategias fundamentales de cualquier plan de estudios, las universidades pueden asegurar hoy la especialización del mañana.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.