Noticias

Dominar varios idiomas mejora el funcionamiento cerebral

      
Fuente: Shutterstock

Aprender idiomas es en la actualidad un requisito fundamental para quienes quieran crecer en el ámbito profesional y acceder a más y mejores ofertas de trabajo. Además de estas ventajas, el aprendizaje de idiomas brinda varios beneficios para nuestro cerebro: de acuerdo a un estudio elaborado por científicos de la Escuela Superior de Economía de Rusia y la Universidad de Helsinki de Finlandia, dominar varios idiomas mejora las funciones cerebrales.

¿Te interesan los idiomas? Visita nuestro especial sobre Aprender idiomas

Ser multilingüe no es simplemente una habilidad valiosa en la actualidad, sino que además puede afectar la capacidad de aprendizaje y las conexiones del cerebro. De acuerdo a la investigación coordinada entre científicos rusos y finlandeses, las personas que manejan varios idiomas pueden decodificar más rápido la información es sus redes neuronales.

Cómo se adquiere una nueva lengua aún sigue siendo algo misterioso para la humanidad. Existen diversas teorías, como la del famoso lingüista Chosmky, que sostienen que la capacidad de aprender una lengua es una habilidad innata y existen diferentes estructuras mentales únicas en los humanos que nos permiten realizar tal tarea. Aún no se sabe a ciencia cierta cuáles son los procesos implicados en el aprendizaje de idiomas, pero se ha descubierto, a través de esta investigación, que cuantas más lenguas extranjeras se aprendan, más rápido reacciona el cerebro ante nueva información y procesa los datos con mayor eficiencia.

Los investigadores realizaron experimentos con 22 voluntarios, de 24 años de edad promedio, en los que midieron la actividad cerebral a través de electroencefalografía. En la prueba, se colocaron electrodos en la cabeza de cada participante y se les pidió que escucharan grabaciones en diferentes idiomas, algunos conocidos y otros desconocidos para ellos, mientras se tomaban registros de la actividad cerebral, haciendo énfasis en el seguimiento de aquellas palabras desconocidas  y en la velocidad con la que el cerebro trabajaba para buscar su significado.

Accede a la investigación completa denominada “Individual language experience modulates rapid formation of cortical memory circuits for novel words

Los datos de las electroencefalografías se compararon con antecedentes lingüísticos sobre los idiomas que sabía cada sujeto y cuándo los aprendieron. Se observó que la actividad eléctrica del cerebro era mayor en aquellas personas que dominaban algunos idiomas extranjeros, lo que demuestra una mejor elasticidad cerebral y una óptima decodificación de información.

Se pudo detectar además, cómo algunas de las capacidades se ponen en funcionamiento para crear nuevas representaciones cerebrales en nuestra mente ante una lengua desconocida y cómo este fenómeno genera una nueva experiencia y huellas de la memoria en el cerebro. Dichas huellas generan luego un aumento de la respuesta neurofisiológica al momento de escuchar una lengua extranjera.

A mayor número de idiomas previamente adquiridos se generó un incremento de respuesta ante formas verbales de lenguas extranjeras, lo que sugiere que la experiencia con otros idiomas brinda una mayor flexibilidad neuronal y tiene un fuerte efecto sobre los mecanismos de aprendizaje de palabras. Saber cómo funciona el cerebro en la adquisición de un lenguaje es de vital importancia para poder diagnosticar y buscar soluciones a los trastornos de habla y a las enfermedades relacionadas a esta habilidad, además de mejorar nuestra comprensión sobre el funcionamiento de las redes neuronales en los procesos de aprendizaje.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.