Noticias

Errores financieros que cometes de joven y luego lamentarás

      
Fuente: Shutterstock

La juventud es una etapa de aprendizaje, donde los individuos se enfrentan a situaciones nuevas todo el tiempo, como el ingreso a la universidad, el primer empleo y la administración financiera. Sobre este último punto, los jóvenes no tienen una real conciencia sobre los gastos y el buen manejo del dinero, por lo que en muchas ocasiones terminan haciendo malas inversiones e incluso generando deudas que resultan un problema en el futuro.

Suceden innumerables cosas nuevas cuando estás entre tus 20 y 30 años. Esta es una de las etapas más enriquecedoras de la vida, donde las personas se forjan en valores, ideales e intereses sobre el futuro. También es tiempo de diversión, donde hay que disfrutar al máximo de esta etapa en la que se cuenta con muchos amigos y pocas responsabilidades. Sin embargo, hay que tener cierto control sobre algunas conductas que pueden traer consecuencias mañana, como la gestión de los gastos y la administración financiera.

En México, más del 60% de los jóvenes entre 20 y 30 años tiene un ingreso mensual propio y vive en la casa de sus padres cumpliendo un rol de hijo en el cual no deben aportar nada de sus ingresos a los gastos mensuales del hogar. ¿Qué hacen estos jóvenes con un ingreso fijo sin destino? Se dedican a darse sus gustos y gastarlo en diversos productos y servicios, destinando poco o nulo dinero en inversiones reales, como ahorros.

Si bien es cierto que esta etapa de la vida tiene que disfrutarse a pleno, no por eso es necesario destinar todo los ingresos en salidas, ropa cara o accesorios extravagantes. Es importante tener una correcta conducta financiera, para que el día de mañana no se tenga que sufrir las consecuencias de las malas inversiones que se hicieron en el pasado.

Para que no hagas nada de lo cual tengas que arrepentirte mañana, te dejamos un listado de 5 errores financieros típicos de la juventud, para que aprendas de cada caso, los evites y puedas disfrutar de una adultez sin cargas financieras del pasado.

1- No empezar a ahorrar: este es probablemente uno de los mayores errores financieros y que más se repite en los jóvenes. Acumular un fondo fijo de los ingresos resulta muy beneficioso en el caso de que se necesite el dinero por una eventualidad o incluso si a largo plazo se piensa hacer una inversión grande, como comprar una casa.

2- No fijar un presupuesto: en los jóvenes es habitual que reciban el sueldo y lo gasten sin siquiera saber su poder de compra. Este error puede eliminarse generando un presupuesto para cada gasto mes a mes, lo que deja dinero libre para otros gastos innecesarios. Esto permite tener un mayor control del dinero y de lo que se gasta.

3- Vivir por encima de tus posibilidades: es común que los jóvenes aspiren a un nivel de vida mayor al que tienen y en el afán de aparentar tenerlo asumen gastos por encima de sus posibilidades. Es de vital importancia ser realistas y conocer las limitaciones de cada uno para saber qué se puede costear y qué no, de manera de no asumir gastos que pueden terminar en una deuda.

4- Generar deudas innecesarias: este punto se relaciona con el anterior. A veces es imposible costear ciertos gastos sin pedir préstamos, como puede ser el pago de una casa o la cuota de la universidad, pero para otras inversiones hay que preguntarse si es realmente necesario asumir una deuda que puede generar problemas en el presupuesto.

5- Olvidar la meta: para dar un buen destino a tu dinero, es importante llevar un control mensual de las finanzas y marcarse metas periódicamente, para asegurarse el crecimiento. Estas metas pueden estar asociadas al ahorro o a inversiones que deberás tener controladas. No tener un rumbo claro es uno de los mayores problemas de los jóvenes, que puede arruinar su patrimonio.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.