Noticias

¿Es la tecnología enemiga de la curiosidad?

      
Las nuevas tecnologías anestesian la curiosidad natural del hombre por conocer su entorno y transformarlo
Las nuevas tecnologías anestesian la curiosidad natural del hombre por conocer su entorno y transformarlo
  • Un niño curioso es capaz de analizar su realidad inmediata y ofrecer soluciones. Los niños expuestos a los dispositivos electrónicos pueden perder curiosidad por su entorno.
  • La curiosidad es el primer motor del conocimiento científico. La exposición a los dispositivos electrónicos puede frenarla.
  • Los vínculos emocionales y la vida al aire libre estimulan la curiosidad en los niños. El acceso a la tecnología en las edades más tempranas debe estar restringido.

La sociedad avanza gracias a la curiosidad de los individuos. Son la curiosidad y la insatisfacción del ser humano ante determinadas situaciones las que le impulsa a cambiarlas.

Los retos de la tecnología en la educación

Más info

Las nuevas tecnologías parecen anestesiar esta curiosidad natural del hombre por conocer su entorno y transformarlo. La transformación digital según la antropología puede cambiar la mentalidad del sujeto.

Sin la curiosidad no podría existir la ciencia y el progreso. Son los hombres los que han ido descubriendo nuevas salidas al mundo tal y como lo conocemos. Ahora la tecnología parece reemplazarle, pero ¿es esto posible?

La tecnología puede aclimatar al ser humano a un espacio de confort el cual le prive de su curiosidad innata. Desde la antropología se está estudiando el efecto de las nuevas tecnologías en la creatividad y la curiosidad por el mundo de los más pequeños.

Los niños que crecen con dispositivos electrónicos ofrecen una mayor resistencia a comprender el mundo que hay fuera de sus pantallas. La tecnología parece absorber toda su curiosidad.

Las etapas de aprendizaje deben tener contacto directo con la naturaleza. Los dispositivos electrónicos pueden afectar a la curiosidad de los niños por comprender su realidad y adormecerlos en un letargo intelectual.

Medidas para estimular a los más pequeños. Cómo avivar la curiosidad de los niños

1. Restringir el acceso a los dispositivos electrónicos

Los teléfonos móviles, tablets y ordenadores pueden reducir la curiosidad de los más pequeños. Los expertos recomiendan limitar el acceso de los menores a los dispositivos electrónicos.

2. Permitirles estar en contacto con la naturaleza

El entorno natural y las relaciones personales avivan las ganas de conocer el mundo en los más pequeños. Es recomendable que pasen tiempo al aire libre, en contacto con otras personas. Tener una mascota en casa puede impulsar a los niños a ser más responsables y relacionarse con mayor naturalidad.

3. Estimularles con juegos tradicionales y debates en casa

La vida en el hogar no debe estar presidida por la tecnología y los dispositivos electrónicos. Si se quiere avivar la curiosidad de los niños hace falta volver a las sobremesas largas y estrechar vínculos afectivos.

4. Proponer nuevos experimentos científicos

Puedes improvisar un laboratorio en tu casa, o en las salidas al campo. La curiosidad de los más pequeños volará si les das las herramientas necesarias para conocer el mundo que les rodea.

Los desafíos éticos de las nuevas tecnologías en el aula

Ebook: Los desafíos éticos de las nuevas tecnologías en el aula

No te pierdas estas seis reflexiones sobre el uso de tecnologías aplicadas en la universidad.

Regístrate y descarga este ebook gratuito



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.