Noticias

La importancia de la paridad en los centros docentes

      
La paridad en la Universidad
La paridad en la Universidad
  • La incorporación de la mujer al ámbito académico ha generado universidades más democráticas y abiertas al debate.
  • Las universidades del S XXI tienen nuevos desafíos. Los problemas de la mujer están capitalizando los nuevos estudios.
  • Una composición paritaria en la Universidad puede ganar puntos de vista y conseguir ser un reflejo fiel de la sociedad.

Las universidades que fomentan la igualdad de sexos crean en sus aulas un espacio más abierto y democrático.

Mujeres en la Universidad

Las mejores investigadoras

La mujer ha ido tomando posiciones en la sociedad. Es habitual encontrarse ahora a mujeres en puestos directivos y de dirección. La Universidad es un claro ejemplo de ello.

Como reflejo de la sociedad la Universidad está viendo como las mujeres están alcanzando puestos docentes de gran relevancia. Se trata de un esfuerzo por la igualdad de derechos.

Una composición paritaria de las aulas permite clases más abiertas y democráticas. La sociedad está luchando por la igualdad de derechos. La Universidad no es una excepción.

Las aulas deben de ser un espacio de debate público y análisis. Este estudio se debe de hacer en comunidad, con la colaboración de hombres y mujeres. Aquí radica la importancia de las universidades que fomentan la igualdad de sexos.

El machismo de las instituciones públicas está cambiando. La incorporación de la mujer al mundo laboral ya es una realidad. Cada día más mujeres ocupan puestos importantes en la Universidad. El efecto es muy positivo para estas instituciones.

Cómo ayuda a la Universidad una composición paritaria

1. Clases más democráticas

La Universidad debe de ser un reflejo fiel de la sociedad en la que se inscribe. El sistema político que rige a los países modernos también se puede apreciar en la constitución de las universidades. La igualdad de derechos entre hombres y mujeres en las instituciones académicas potencia su democratización.

2. Nuevos puntos de vista

Los estudios que se llevan desde las universidades deben de estudiarse desde la perspectiva de la sociedad actual. Una composición paritaria, entre hombres y mujeres, en los equipos de investigación, puede dar como resultados tesis más ajustadas a la realidad.

3. Igualdad de oportunidades

Un órgano público y democrático como la Universidad debe luchar por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Las instituciones de hoy luchan por ser paritarias en género. Gracias a este cambio la Universidad puede ofrecer las mismas oportunidades a hombres que a mujeres. La igualdad de derechos es un principio fundamental en la Universidad del Siglo XXI.

4. Sensibilización por los temas de la mujer

Las universidades que fomentan la igualdad de sexos pueden acercarse a asuntos políticos tan importantes como la incorporación de la mujer al trabajo desde el punto de vista femenino. Las mujeres están introduciendo nuevas materias de estudio en el mundo de las aulas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.