Noticias

Chalchihuite: el mural más grande de Munich

      
El muralista alude a una idea mística de protección y energía proporcionada por piedras de jade
El muralista alude a una idea mística de protección y energía proporcionada por piedras de jade
Heliografías de la memoria, junto con Leonardo Luna, es una técnica heliográfica de iluminación que plasma en sus obras
Heliografías de la memoria, junto con Leonardo Luna, es una técnica heliográfica de iluminación que plasma en sus obras
  • El trabajo fue encargado al mexicano por el Museo de Arte Urbano y Contemporáneo de Munich.
  • El artista fue reconocido por la Revista Forbes como uno de los 50 mexicanos más creativos de Arte Contemporánea en el 2017.
  • La obra de Dokins mezcla la caligrafía, el graffitti y el arte urbano, con la fotografía de larga exposición.

En el 2008, Said Emmanuel Dokins resultó uno de los 15 ganadores del Premio UVM por el Desarrollo Social, con su proyecto Sociedad Dokins para las Nuevas Prácticas Artísticas A.C., entonces una organización que se dedicaba al desarrollo social en materia de cultura a través de la investigación, promoción y divulgación de artes alternativas y artistas emergentes, así como a la difusión y aplicación de medios artísticos para fines comunitarios.

Nueve años después, Said recibió una distinción que pocos mexicanos han tenido: plasmar un mural denominado Chalchihuite en el Museo de Arte Urbano y Contemporánea de Munich (MUCA), como parte de la exposición The art of writting, en Alemania. La obra es reconocida como la más grande de Munich, con más de 1200 metros cuadrados, en el que el muralista alude a una idea mística de protección y energía proporcionada por piedras de jade.

En el 2005, recibió lo que hasta el día de hoy ha sido su máximo reconocimiento: el Premio Iberoamericano Cortes de Cádiz, en España, por su obra titulada ‘Apariciones’.

El ganador del Premio UVM ha sido objeto de diversos reconocimientos a nivel internacional, el más reciente, ser incluido en la lista de la Revista Forbes como uno de los 50 mexicanos más creativos de Arte Contemporánea en 2017, que conlleva la obra que ha desarrollado a partir de mezclar la disciplina de caligrafía, el graffiti y el arte urbano, con la fotografía de larga exposición, registrando el acto de la escritura a través de la luz.

Respecto a su trabajo, Said Dokins habló de su proyecto Heliografías de la memoria, en colaboración con el fotógrafo Leonardo Luna; es una técnica heliográfica de iluminación que plasma en sus obras. “Las heliografías consisten básicamente en intervenciones caligráficas en el espacio público, son movimientos de cuerpo míos que realizo alrededor del lugar, movimientos que sólo pueden ser capturados a través de fotografías de larga exposición con la apertura del diafragma de la cámara; con los movimientos que realizo y unas lámparas de luz, dibujo siluetas en el aire, en el espacio, las que se registran a partir de la fotografía de larga exposición”, comentó.

A través de esta técnica de luz, Said y el fotógrafo llegan a utilizar 2 lámparas de 17 mil lumens (un lumen es la medida de la potencia de la luz), con lo que han hecho obras en la Iglesia de Nuestra Señora, en Dresden, Alemania; en la Puerta de Brandemburgo, también en Alemania; en la Pirámide que se encuentra afuera del Museo de Louvre, en París, entre otros sitios.

En cuanto a lo que representa haber ganado el Premio UVM por el Desarrollo Social, en el 2008, Said Emmanuel Dokins dijo que es una oportunidad bastante importante en su carrera, “cuando gané el Premio UVM fue justamente por el trabajo que había desarrollado con mi organización civil, que es para las nuevas prácticas artísticas en donde trabajamos diversos proyectos culturales que intentaban dar justamente cabida y reconocer prácticas que no estaban dentro de las instituciones, como el graffiti por ejemplo; mi organización intentaba documentar, poner énfasis en estas prácticas alternativas de vanguardia y totalmente válidas dentro del arte contemporáneo”, comentó.

Said Dokins agregó que el Premio UVM le sirvió mucho para afianzar su trabajo, “fue un premio que me motivó mucho para continuar, para seguir adelante, para seguir creyendo en mí; creo que es necesario que se reconozca el trabajo que realiza uno, que conozcan las producciones culturales de los jóvenes”.

“Para mí, haber recibido el Premio UVM en ese momento como joven, me motivó mucho para seguir creyendo en lo que hago; yo tengo una fuerte influencia de lo que es el graffiti, lo que busco es trastocar el sentido de la ciudad, el graffiti busca siempre dejar una huella, es lo que busco, dejar una huella en la sociedad, en la gente, algo distinto. De mis logros, es importante poner en alto el nombre de México, a la cultura como a la producción cultural de llevarla a otros lugares, intervenir de alguna manera en el debate contemporáneo de la cultura, en el caso mío, del arte urbano”, concluyó.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.