Noticias

Google nos dice cómo formar un gran equipo de trabajo

      
Fuente: Shutterstock

Los empresarios se preguntan cómo hacer que un proyecto alcance el éxito y para poder lograrlo, generan diferentes estrategias. La mayoría de las organizaciones y grupos de trabajo apuestan a profesionales calificados, mientras otras se enfocan en pagar los mejores salarios, y así, cada empresa tiene su manera de “alentar” a los trabajadores para alcanzar buenos resultados. Pero la clave no está en un solo profesional talentoso, sino en todos, en el trabajo en equipo.

Generar una buena sinergia en el equipo de trabajo es la clave para alcanzar el éxito de cualquier proyecto y obtener los mejores resultados. Sabiendo esto, Google puso en marcha un experimento denominado Proyecto Aristóteles, con el objetivo de conocer cuáles son las características de los equipos de trabajo eficaces.

El Proyecto Aristóteles fue un trabajo de varios meses donde se investigaron diferentes dinámicas de grupo entre al menos 200 empleados de la empresa. Se realizaron además entrevistas a cada uno de ellos y se evaluaron sus competencias y habilidades.

De las conclusiones se puede extraer que los trabajadores necesitan sentirse respetados y cómodos entre sus colegas. Para dar lo mejor de sí, los profesionales deben sentirse seguros con sus pares.

Este es uno de los puntos en los que Google hizo hincapié. Los equipos deben tener seguridad psicológica para permitir a los integrantes no tener miedo a intervenir y mostrar sus ideas. Un buen equipo de trabajo está compuesto por personas que se escuchan y se muestran abiertos para con los otros.

La confianza es otra de las cosas que no puede faltar en un gran equipo de trabajo. Saber que se puede contar con el otro y pedir ayuda sin miedo es importante para progresar.

La estructura del grupo y los roles de cada integrante son vitales si queremos cumplir con todas las tareas y hacer funcionar bien al equipo. Para lograrlo, se debe apostar a la organización y la comunicación constante entre todos los miembros.

Por último, pero no menos necesario, hay dos cosas que no pueden olvidarse si se quiere formar un equipo de trabajo exitoso: dar importancia a cada miembro y comprometerse con el proyecto y los resultados. Si no creemos en las personas y tampoco en el trabajo que hacemos, es imposible hacer funcionar a un equipo de trabajo.

¿ERES UN BUEN LÍDER? Descúbrelo en un test

Más info


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.