Noticias

Matemáticas: la disciplina que cambió al mundo

      
Fuente: Shutterstock

Cuando decimos “matemáticas” solo hay dos reacciones posibles: amor u odio. La mayoría siente lo segundo, porque básicamente son algo difícil de aprender, y lo difícil genera frustración. Pero debemos tener en cuenta, más allá de lo que podemos sentir por ellas, que debemos valorarlas por ser una de las disciplinas con mayor empuje hacia el desarrollo y la revolución.

No queremos decir que la literatura o la medicina no hayan logrado grandes aportes; por el contrario, estas otras disciplinas también han sido fundamentales para el desarrollo humano, pero a diferencia de las matemáticas, no presentan ecuaciones que han servido para explicar fenómenos reales.

Para los simples mortales que tememos a las matemáticas el miedo no es a los números, sino a las ecuaciones, que son propiamente el alma de la disciplina y las cuales han desempeñado un papel vital en la creación del mundo de hoy, razón por la cual debemos respetarlas.

En el libro “17 ecuaciones que cambiaron el mundo” de Ian Stewart podemos encontrar suficientes evidencias para convencernos de que las matemáticas y las ecuaciones son parte importante de la historia de la humanidad, no solo para la aplicación científica, sino para el día a día.

Un buen ejemplo de esto es el teorema de Pitágoras, el cual es la base de la geometría en la actualidad. Esta ecuación nació en el año 530 A.C. y describe la relación entre los lados de un triángulo rectángulo, donde el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos.

Además de la geometría, esta ecuación tiene varios usos en los ámbitos de la construcción, la arquitectura y la navegación, y sirve para calcular trayectorias, posiciones y distancias.


La teoría de la relatividad es una de las más grandes evidencias de que las matemáticas han cambiado la historia de la humanidad. Esta teoría fue creada por Albert Einstein y su base es la ecuación E = mc2, la cual implica que la masa y la energía son equivalentes entre sí.

En 1905 se demostró que el tiempo es relativo, porque cambia de acuerdo a la velocidad y que la velocidad de la luz es el límite de la velocidad universal. En 1915 una continuación de la teoría llegó a proponer una nueva teoría de la gravitación, suplantando la de Newton y creando una nueva explicación para el origen del universo.



Otras ecuaciones que cambiaron nuestro mundo fueron las 4 ecuaciones diferenciales de Maxwell que describen el comportamiento de la electricidad (E) y el magnetismo (H). Estas formulaciones sirvieron para explicar cómo funciona el electromagnetismo y hoy en día son esenciales para explicar cómo se transmiten las ondas de los teléfonos móviles.


En el mismo ámbito de la comunicación, otra ecuación esencial fue la ecuación de la entropía de la información creada por Shannon. A través de sus formulaciones matemáticas este pensador pudo descubrir la entropía en los mensajes y cómo comprimirlos sin perder su contenido esencial. A partir de esta idea, más adelante surgieron varios estudios matemáticos sobre la información que en la actualidad se aplican para la comunicación de redes.


Estos son solo algunos ejemplos de lo que la matemática ha hecho por nosotros a través de la historia, pero son suficientes para demostrar la importancia de esta disciplina en nuestras vidas.

Así que la próxima vez que tengas un examen sobre la materia o que escuches el término “matemáticas”, antes de sentir miedo o amor incondicional, piensa en la importancia de esta ciencia y el aporte que ha significado para el avance de otras disciplinas y para la vida cotidiana.  



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.