Noticias

Invertir para tu futuro, no ahorrar para el retiro

      
Fuente: Shutterstock

Se ha hablado mucho sobre el ahorro para el retiro y la dificultad de los jóvenes para lograrlo. Los expertos coinciden en que cuanto antes se comience a ahorrar es más fácil alcanzar los objetivos, pero además del ahorro, hay una nueva tendencia que permite conseguir mayores capitales en menos tiempo: la inversión.

Dados los altos costos de vida en la actualidad, los jóvenes no tienen una gran capacidad de ahorro, pero esto no significa que no puedan comenzar a hacerlo. Sin importar que tan pequeña sea la cantidad que puede ahorrarse mensualmente, puede traducirse en un monto significativo en varios años y mucho más aún si decidimos invertir el dinero para obtener intereses de él.

La mayoría de los jóvenes no saben que en vez de solo guardar su dinero bajo el colchón pueden invertirlo para el futuroy multiplicar sus ahorros y esto se debe en parte a la nula cultura financiera y la falta de difusión de las alternativas de inversión.

Hay muchas alternativas que permiten invertir el dinero y obtener buenas ganancias, las más populares son las cuentas de interés compuesto y la inversión en acciones y fondos.

Interés compuesto

Una de las alternativas para prepararse para el retiro es abrir una cuenta de interés compuesto en una institución financiera o una plataforma de inversión. El interés compuesto se suma periódicamente (mensual, trimestral, anual) al capital, por lo que el cálculo del nuevo periodo se determina con la suma del capital más el interés.

Al abrir una cuenta de este tipo hay que consultar a un asesor financiero para saber cuál es la más conveniente de acuerdo a nuestro capital y objetivos. Una vez abierta la cuenta, es cuestión de decidir qué monto fijo se debe depositar para obtener ganancias.

Para poder obtener buenos resultados es importante investigar todas las posibilidades con ayuda de un asesor y luego revisar la cuenta luego de un periodo de tiempo para saber si la estrategia funciona.

Acciones y fondos

Otra alternativa es comprar acciones de compañías en la bolsa o poner capital en fondos de inversión. Los fondos de inversión permiten diversificar fácilmente y a bajo coste las inversiones y además no exigen grandes aportaciones periódicas.

Los fondos de inversión son instituciones que reúnen el ahorro de varias personas que al participar se convierten en accionistas. Existe una gran variedad de fondos e instrumentos donde invertir que se clasifican comúnmente en fondos de deuda, de renta variable y de capitales. Para saber cuál es el más conveniente, debemos consultar con un asesor.

Este tipo de inversión tiene una gran expectativa de rendimiento, pero también tiene un riesgo asociado, el cual depende de cuestiones que afectan directamente al mercado. Al momento de elegir una inversión como esta, también es importante estudiar las comisiones y cómo estas pueden afectar al fondo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.