Noticias

Felicidad en el trabajo: ¿mejor salario o mayor flexibilidad?

      
Fuente: Shutterstock

Las necesidades sociales cambian constantemente y con ellas las prioridades de los individuos. Antes el trabajo se vinculaba únicamente con la necesidad de percibir un salario, pero hoy en día está más asociado al desarrollo profesional. Para poder conjugar la vida y el trabajo de la mejor manera y poder alcanzar una vida plena, hay muchos trabajadores que prefieren una mayor flexibilidad horaria o la posibilidad de hacer home office antes que percibir un salario mayor.

Para las empresas, acostumbradas a poder “premiar” a sus trabajadores a través de retribuciones económicas, es todo un desafío implementar nuevas formas de reconocimiento laboral para sus trabajadores. Pero por difícil que parezca, con algunos ajustes mínimos relacionados con los horarios y la autonomía, las compañías pueden obtener mayor productividad y mejores resultados sin siquiera entrar en grandes gastos económicos.

Tampoco hay que ser hipócritas, sin dudas el salario tiene su peso, sobre todo cuando se tienen responsabilidades como una renta, gastos de servicios, comida, vestimenta, en fin: la vida misma, pero no por ello la ecuación se resume a mayor salario = más felicidad. Los nuevos tiempos parecen indicar que con un salario justo y horarios más flexibles podemos ser más felices en nuestros empleos.

Los incentivos económicos son para algunos trabajadores el fin último de cualquier trabajo. Dedicarse a perseguir un aumento salarial en una empresa es válido, pero nadie garantiza que este sea la “solución a todos los problemas”. En cambio, la posibilidad de trabajar desde casa, acordar los horarios de acuerdo a nuestros intereses y poder tener una mayor autonomía en las tareas sí puede hacernos más libres y sobre todo, felices.

La flexibilidad en los horarios no refiere a trabajar menos horas, sino a distribuir mejor el tiempo, lo que genera un mayor rendimiento para el profesional y para la empresa. Hay diversos estudios que demuestran que gran parte de los profesionales está dispuesto a aceptar un trabajo con un salario un poco más bajo si hay una mayor libertad de horarios y existe la posibilidad de trabajar a distancia.

Un informe publicado por la National Bureau of Economic Research (NBER) sostiene que el postulante promedio está dispuesto a aceptar un salario de hasta un 20% más bajo, siempre y cuando el cargo tenga flexibilidad horaria.

Otro estudio de Unify, una empresa de programas de cómputo y de servicios con presencia en varios países y regiones,  asegura que al menos un 43% de los trabajadores prefiere tener flexibilidad laboral y solo un 10% opta por un aumento de sueldo.

En la actualidad al menos un 20% de los profesionales a nivel en el mundo tienen flexibilidad horaria y habitualmente trabajan desde su propia casa. Este fenómeno ha representado para las empresas un aumento en su producción y una mejor calidad de vida para los trabajadores, quienes pueden disponer cuándo y cómo realizar sus tareas.

Y tú ¿eres feliz con tu trabajo?

Descúbrelo con este test gratuito




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.