• ¿Quién eres?

Noticias

Se publica el informe “Perspectivas económicas de América Latina en 2017” de la OCDE

      
Fuente: Shutterstock

Desde el año 2007,  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publica todos los años un informe denominado “Perspectivas Económicas de América Latina” en el que se estudian diferentes perspectivas y realidades económico-sociales e impulsa las buenas prácticas para poder alcanzar el bienestar social. Esta edición en particular se centra en la juventud, sus competencias y su espíritu emprendedor.


Este informe es un análisis detallado de diferentes esferas de la vida humana y la participación de los jóvenes latinoamericanos en ellas. Se estima que en la región hay al menos unas 163 millones de jóvenes entre 15 y 29 años, lo que equivale a una cuarta parte de la población total de América Latina. Esta cifra es de relevancia si consideramos el potencial de los jóvenes para superar la situación en la que se encuentra la Latinoamérica actualmente.


El informe demostró que las condiciones macroeconómicas actuales están poniendo a prueba el reciente avance socioeconómico de América Latina y el Caribe, por lo que resulta clave invertir en recursos humanos jóvenes para que pongan en marcha diferentes estrategias para activar el crecimiento regional, y fomentar una mayor inclusión económica y social. De acuerdo a este estudio, los jóvenes latinoamericanos hoy no cuentan con buenas perspectivas de empleo, lo que se explica por la desaceleración de la economía y además por las pocas oportunidades de emprendimiento que tienen. Invertir en espacios de emprendimiento y negocios es también una manera de alimentar las competencias de los jóvenes y brindarles mayores oportunidades de éxito.


Se deben generar políticas desde las empresas y a nivel gubernamental para apoyar a los jóvenes desde el punto de vista social, económico y cultural. Quienes cuenten con más oportunidades y mayores competencias laborales podrán trabajar o incluso fundar nuevas compañías que impulsen el desarrollo de la región y la creación de nuevos puestos de trabajo. Las iniciativas emprendedoras son la clave para  el empoderamiento de los jóvenes.


Consulta el informe completo en este enlace


La OCDE también se pronunció en este informe realizando un análisis macroeconómico de la región. Considerando que el crecimiento económico de América Latina y el Caribe se ha paralizado, el crecimiento de la demanda global es lento y el comercio se ha ralentizado, nuestra región sufre de una debilidad económica que comenzó a tener desde hace algunos años un fuerte impacto en el mercado laboral, afectando la igualdad y aumentando la pobreza en las comunidades.


Más allá de este panorama negativo, el informe destacó la heterogeneidad que muestra la región, lo que representa numerosas oportunidades de crecimiento. Este año se han generado en Latinoamérica mayores vínculos económicos con Estados Unidos, lo que permite una mayor integración y nuevos canales de comercio. México creció este año en sus exportaciones gracias a nuevos acuerdos con Estados Unidos. Se espera que para el 2017 las economías centroamericanas sigan en crecimiento con nuevas negociaciones.


Para acelerar el crecimiento económico de la región, se necesita combinar diferentes políticas estructurales con inversiones tanto económicas, como humanas. Estas medidas permitirán aumentar la productividad y la inclusión a nivel social, lo que generará una activación en la economía, permitiendo además reducir las desigualdades. Para poder avanzar hacia el bienestar y la inclusión social es esencial estimular el crecimiento a largo plazo a través de diferentes incentivos para la inversión. El nuevo ciclo electoral presidencial que se celebrará en la región entre 2016 y 2018, en el que se erigirán al menos 18 nuevas autoridades, puede ser un buen momento para revisar y reorganizar las agendas.


La integración social, política y económica de los jóvenes en la región es otro de los puntos clave de este informe, que intenta explicar algunas oportunidades y amenazas a las que se enfrentan en la región y como la educación y los emprendimientos pueden generar un cambio significativo en sus vidas.


Según los indicadores analizados, en el área de salud y relaciones sociales los jóvenes latinoamericanos presentan óptimos resultados, no así en educación, competencias, empoderamiento y participación. La tasa de alfabetización es del 91%, una cifra inferior a lo esperado según el nivel de PIB. Los años de escolarización tampoco son suficientes (unos 13 años), lo que dificulta que los jóvenes puedan alcanzar mejores puestos de empleo o iniciar su propio emprendimiento.

La OCDE recomienda que, para alcanzar el bienestar social en toda la región, se debe fortalecer la colaboraciónentre las naciones para alcanzar mejores resultados en conjunto. Son los jóvenes las llaves para la apertura de un futuro prometedor, por tanto, las estrategias y políticas deben estar dirigidas a ellos. América Latina puede crecer en la medida en la que ofrezca herramientas para el empoderamiento de los jóvenes y talentos de la región.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.