Noticias

Una buena alternativa para la contaminación: China convierte el smog en diamantes

      
Fuente: Shutterstock

La mala calidad del aire es un problema que afecta a todas las grandes ciudades. México es un reflejo de ello, donde cada día se implementan nuevas políticas públicas y medidas para frenar la contaminación y el daño al medioambiente. Por sus ciudades altamente pobladas y su industrialización, China también sufre de una importante contaminación atmosférica. Como alternativa para solucionar tal problema, proponen utilizar el smog para convertirlo en diamantes que se puedan utilizar como accesorios.

El término smog proviene de la unión de las palabras smoke (humo) y fog (niebla) y es un fenómeno que se produce por la acumulación de químicos residuales de combustión.  Este tipo de contaminación se dio en un comienzo en los sitios más desarrollados, pero más adelante prosiguió hacia otras ciudades y países, como China.

Solo en Pekín, los niveles de contaminaciónsuperan más de 40 veces el límite recomendado, lo que ha llevado a tomar medidas por parte de los ciudadanos, cancelando sus actividades al aire libre y haciendo que sus hijos se queden en casa, a riesgo de perder clases o sus amistades. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en China mueren todos los años más de un millón y medio de personas por causas relacionadas a la contaminación, lo que resulta toda una pandemia.

Como solución, un artista holandés residente en China ha creado una técnica que podría succionar el smog y hacer joyas con él, de manera de combatir la contaminación del aire y utilizarla como algo útil.  

La idea del artista consiste en aspirar la contaminación existente en el aire y convertir los restos aspirados en diamantes. Estas piedras están hechas principalmente de carbono y el smog tiene mucho de este componente. La tecnología para lograrlo es similar a la que ya se utiliza en hospitales para filtrar el aire. Los filtros en cuestión extraen la contaminación que puede ser luego palpable, transformada en un polvo negro que a través de diferentes procesos puede convertirse en diamantes falsos para crear joyas de todo tipo.

Esta técnica es una excelente manera de colaborar con la mejora del medioambiente y la calidad del aire. Comprando una joya de este tipo, no solo se donan a la ciudad 1.000 metros cúbicos de aire limpio, sino que además se impulsa a marcar la diferencia a través de una participación activa de los ciudadanos.

¿Cuándo podrá implementarse una idea así en México?



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.