Friday :: 24 / 10 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

No existen métodos científicos para predecir un sismo, advierte investigador de la UAM

Los movimientos telúricos registrados en los últimos tres meses en diversas partes del mundo son una coincidencia natural


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

No existen métodos científicos para predecir un sismo, advierte investigador de la UAM

No existen métodos científicos para predecir un sismo, advierte investigador de la UAM

La humanidad carece de métodos científicos para predecir un sismo, aseguró el maestro Delfino Hernández Láscares, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), ante el temor generalizado por la sucesión de movimientos telúricos que han estremecido territorio nacional y de varios países.

Aunque no hay mecanismos científicos que ayuden a anticipar un fenómeno del tipo, las investigaciones sismológicas y geológicas realizadas desde 1985 derivaron en la detección de una brecha sísmica en el estado de Guerrero, entre Acapulco y Zihuatanejo, la cual desde 1911 no desató un terremoto, sino hasta 1957 cuando se cayó el Ángel de la Independencia en la Ciudad de México.

Sin embargo, si ocurriera un movimiento de placas –entre la de Cocos y la de Norteamérica–se esperaría un temblor de tierra mayor a ocho grados en la escala de Richter, debido a que desde hace 90 años la zona lo libera la energía acumulada.

El profesor del Departamento de Biología de la Unidad Iztapalapa refirió que los sismos que ocurren a diario entre Jalisco y Chiapas son provocados porque México yace sobre la zona sísmica del Pacífico, la más activa del mundo en volcanes, tsunamis y sismos.

El investigador del Laboratorio de Riesgos Geológicos precisó que en México ocurren alrededor de 90 sismos al mes casi imperceptibles que van de los dos a los cuatro grados Richter.

Respecto de los movimientos telúricos registrados en los últimos tres meses en diversas partes del mundo –Haití, Chile, Indonesia, Taiwán, España, China y México–, el maestro en Ciencias en Geología catalogó el fenómeno como una coincidencia natural, pues a pesar de que cada uno de ellos obedeció al movimiento de las placas tectónicas –su caso observable desde hace 300 millones de años– cada uno tuvo su origen en causas diversas.

El caso de Haití, dijo el especialista en tectónica de placas y sismos en México, tuvo que ver con la fusión de la Placa del Caribe con la isla; el de Chile se debió al roce de la Placa de Nazca con el país sudamericano y los andinos Ecuador y Perú.

La Placa de Cocos es una corteza oceánica que se fricciona contra México y la zona de América Central, justo desde Jalisco hasta Panamá.

La Placa de Cocos, resaltó, forma parte del piso oceánico del Pacífico mexicano y se mueve hacia el continente a una velocidad promedio de siete centímetros por año; el movimiento relativo entre las placas de Cocos y de Norteamérica, región sobre la que yace México es constante e interrumpido y podría llevarse a cabo en deslizamientos súbitos y episódicos de la zona de contacto.

Hernández Láscares aclaró que ni el clima ni la contaminación ni el cambio climático son factores que se relacionan con los sismos; sin embargo, el último sí influye cuando destruye zonas boscosas, rompe presas, desborda ríos, desata incendios y altera los ecosistemas o las líneas de playas, entre otros siniestros.

De acuerdo con el profesor, los sismos no deben verse como fenómenos que infunden terror y matan a la gente, pues son las malas edificaciones, la corrupción en los permisos de construcción y la falta de la cultura de prevención contra  desastres lo que provoca el caos.

Los sismos dejan también beneficios al planeta, pues gracias a ellos se forman arrecifes coralinos nuevos en las zonas de fricción donde se genera calor; se descubren yacimientos minerales, y contribuyen a liberar calor del subsuelo.

El investigador exhortó a que la gente se prepare en la casa, la escuela y durante el trayecto a las actividades diarias con un plan ante desastres.


Fuente: Con información de la UAM





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad