Saturday :: 25 / 10 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia : investigación

En peligro de extensión 11 especies de iguanas en México, informó profesor de la UAM

Investigador realiza indagaciones para mejorar el ciclo anual de reproducción de este reptil


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

La iguana es una especie que se encuentra amenazada debido a lo atractivo de su comercialización y la mano del hombre como principal depredador, al producir alteraciones en el clima y uso de suelo, refirió el doctor José Luis Contreras Montiel, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el país habitan 19 especies, 15 son endémicas y de ellas 11 se encuentran amenazadas, tres con protección especial –la verde, espinosa del Golfo y espinosa de Sonora– y una en riesgo de desaparecer –la boba de Santa Catalina–, de acuerdo con el Subcomité Técnico Consultivo para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de las Iguanas en México.

Algunos factores que contribuyen a su desaparición son la comercialización ilegal como animales domésticos, y la mano del hombre como principal devastador. Aunque aún no hay investigaciones contundentes que determinen si el cambio climático es un factor que contribuya a la alteración de la especie, es sabido que los fríos intensos de los últimos meses causaron una alta mortandad de iguanas.

El profesor del Departamento de Biología de la Reproducción de la Unidad Iztapalapa consideró que a pesar de ser un reptil apreciado por sus cualidades gastronómicas y “curativas”, es una variedad de poco interés para los productores mexicanos, debido a su lento ciclo de reproducción.

En las iguanas dicho proceso biológico es estacional, es decir, procrean una vez al año en ciertas épocas, explicó el doctor en Ciencias Biológicas, quien realiza investigaciones enfocadas a romper con ese ciclo anual.

Las técnicas en proceso –similares a la inseminación artificial o a la inducción de la ovulación, utilizadas en especies bovinas y desconocidas en los reptiles, en particular en las iguanas– consisten en provocar la eyaculación mediante masajes para obtener el semen, una vez sustraído se estimula el desarrollo de los folículos en los ovarios de las iguanas.

Conocer la biología de la reproducción optimará el ciclo reproductivo al reducir el periodo de apareamiento, refirió el profesor, quien forma parte del Subcomité Consultivo para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de las Iguanas en México.

Es importante también difundir el aprovechamiento sustentable de la especie, que consiste en utilizar el excedente poblacional para la comercialización o consumo.

Contreras Montiel informó que son pocas las instituciones que tiene ejemplares de iguanas para su estudio y que cuentan con laboratorios de reproducción, un ejemplo es la Universidad del Mar, en Oaxaca, enfocada en la inducción, colocación, recuperación, incubación y protección de huevos.

Otra muestra es el Laboratorio de Herpetología, del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, que tiene diversas investigaciones de la especie.

Las iguanas habitan en ambientes tropicales y subtropicales del continente americano. En el país se les encuentra en las costas del Golfo de México, el Atlántico, el Pacífico –desde Jalisco hasta Chiapas– y en estados como Morelos, en altitudes de menos de mil metros sobre el nivel del mar; gustan de vivir en la copa de los árboles, troncos secos y rocas, cerca de ríos, estuarios y lagunas.


Fuente: Con información de la UAM





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad