Thursday :: 17 / 04 / 2014

Además BLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROS MAPA DEL SITIO

Noticia

Insuficiente, la etención para las personas de la tercera edad

En la actualidad en el país hay alrededor de 3.5 millones de mexicanos mayores de 75 años


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

En la actualidad en el país hay alrededor de 3.5 millones de mexicanos mayores de 75 años y sólo se cuenta con 320 geriatras certificados por el Consejo Mexicano de la especialidad, lo cual resulta insuficiente para atender la demanda presente y futura que habrá en el territorio nacional.

De hecho, especialistas de la UNAM, a propósito de que mañana se celebra el Día Internacional del Anciano, señalaron que en tres o cuatro décadas México podría convertirse en una nación de viejos, quienes constituirían casi el 50 por ciento de su población y, pese a ello, no está preparado para enfrentar tal situación.

Si bien se han precisado algunas estrategias y programas para darles atención adecuada, faltan oportunidades para los ancianos. "A veces se piensa en ellos como si sólo fueran sujetos de atención médica, cuando requieren alternativas en lo psicológico y colectivo", destacó Víctor Manuel Mendoza Núñez, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de esta casa de estudios.

En realidad, sostuvo, todavía no se apuntalan aspectos sensibles como los de salud, el social y del desarrollo, por lo que uno de los retos "es formar recursos humanos con conocimientos en el área biopsicosocial del envejecimiento".

Por su parte, Rosa María Hernández Belmont, de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS), advirtió que en México no se tiene la cultura del cuidado o la atención a los adultos mayores.

A este sector no se le ha dado la importancia que requiere y se está a escasos 30 años de convertirse en una sociedad de viejos, en donde casi la mitad de la población nacional pertenecerá a ese grupo. "Se tiene que dar un paso adelante y prevenir para atender esa problemática", advirtió.

Explicó que si bien diversas empresas muestran apertura para contratarlos, la mayoría de ellas no tiene esa disposición. En realidad, dos de sus carencias son la falta de cariño y el desempleo.

A su vez, Enrique Soto Alva, coordinador de la Licenciatura en Urbanismo de la Facultad de Arquitectura, sostuvo que en esta materia México tampoco se alista para el mañana; de hecho, existen zonas de la ciudad donde hay más adultos en plenitud que otros grupos, y las instalaciones no se han adecuado.

Hoy, afirmó, las condiciones para esas personas son difíciles, porque no se les considera. El panorama no es alentador, por lo que en su momento "se tendrán que implementar acciones correctivas más que preventivas. Hay que atender la parte del mejoramiento del espacio público: construir rampas que sean más asequibles; pero también se debe encontrar la forma de brindarles oportunidades económicas".

Ante esa situación, Feggy Ostrosky Solís, de la Facultad de Psicología (FP), consideró que la sociedad debe estar prevenida porque cada vez se viven más años y la demencia es una enfermedad asociada a la edad. Por ejemplo, el Alzheimer se presenta en 5 por ciento de la población mayor de 65 años; pero en 20 por ciento de los de 80.

"Tenemos que prepararnos y contar con técnicas que ayuden a diagnosticar, con oportunidad, el deterioro cognoscitivo, para ofrecer tratamiento antes de que se produzca degeneración progresiva en el cerebro. En México hay investigaciones en esa dirección", acotó.

En el planeta viven más de seis mil millones de habitantes, de los cuales alrededor del 10 por ciento son mayores de 60 años; es decir, son unos 600 millones, y su número cada vez irá en ascenso, refirió Víctor Manuel Mendoza.

Comentó que ese incremento se debe a una mayor esperanza de vida de la población, pues si a principios del siglo pasado era de alrededor de 50 años, en la actualidad es de entre 70 y 80.

Admitió que siempre se piensa en los sexagenarios como una carga social en salud, sin tomar en cuenta que pueden conformar un grupo de oportunidades para su propio bienestar, por lo que propuso como alternativa el envejecimiento activo, el cual es impulsado en la Unidad de Investigación en Gerontología de la FES Zaragoza.

Se debe trabajar en la prevención de enfermedades crónico- degenerativas incapacitantes, ya que ello evitaría gastos innecesarios y limitaciones físicas, y propiciará, de manera indirecta, una ventaja económica para la familia, apuntó.

A su vez, Hernández Belmont comentó que si para las personas de 40 ó 45 años es difícil encontrar empleo, con mayor razón para los sectores de edad avanzada, al no ser considerados productivos. Son desperdiciados a pesar de tener múltiples capacidades aprovechables.

Esta situación ya está en puerta, y no se está lejos de enfrentar un escenario en donde adultos mayores cuiden a ancianos. Por ello, "debemos estar prevenidos para abordar esa problemática", subrayó.

La académica especificó que en la actualidad el país cuenta con una población de 8.3 millones de personas mayores de 60 años, de los cuales 3.9 millones son hombres.

Feggy Ostrosky indicó que a partir de los 30 años hay una diferencia importante entre la edad biológica y la cronológica; es decir, argumentó, hay personas que cronológicamente tienen 70, pero su sistema inmunológico, físico y psicológico es de 40.

Los individuos buscan qué hacer para un envejecimiento exitoso. Por ello, se ha investigado acerca de la gente longeva funcional, a fin de determinar qué le permite esa posibilidad.

Por su parte, el urbanista Enrique Soto señaló que se debe estudiar qué se debe hacer con las viviendas ocupadas por los ancianos en zonas centrales.

Recordó que hace unos cuantos años fue aprobada la Ley de Accesibilidad para Personas con Capacidades Diferentes. Antes no había nada que forzara a seguir ciertos lineamientos en las construcciones, ni criterios mínimos para edificar una rampa, y aunque ahora los hay, no son de observancia para todos.

Víctor Manuel Mendoza mencionó que se requiere una cultura gerontológica en donde se impulsen acciones en el país en pro de ese sector.

De acuerdo con Luis Miguel Gutiérrez Robledo, jefe del Departamento de Geriatría del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, al año sólo egresan alrededor de 30 geriatras, debido a que son pocas las instituciones de educación superior con esta especialidad

Rosa María Hernández refrendó que en México se necesita reforzar la cultura del adulto mayor, con el fin de ofrecerles mejor calidad de vida. Es necesario que no sólo la parte académica se ocupe de atender esta cuestión, sino también los encargados de los sectores de la salud, educación, cultura y política, con lo cual el futuro podría ser más promisorio, concluyó.

FUENTE: UNAM


Fuente: En la actualidad en el país hay alrededor de 3.5 millones de mexicanos mayores de 75 años y sólo se cuenta con 320 geriatras certificados por el Consejo Mexicano de la especialidad, lo cual resulta insuficiente para atender la demanda presente y futura q





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad