Tuesday :: 02 / 09 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

Desarrollan en la UNAM programa para análisis de eltro encefalogramas y mapeo cerebral

Agiliza y precisa los resultados, y reduce hasta 90 por ciento el costo del estudio


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Más imágenes

Integrantes del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM desarrollaron un programa para análisis del electroencefalograma y mapeo cerebral único en el mundo, porque es compatible con cualquier computadora y equipo de electroencefalografía.

Este programa agiliza y precisa los resultados, y reduce hasta 90 por ciento el costo del estudio electroencefalográfico. Lo anterior ha permitido detectar y tratar a tiempo problemas de disfunción orgánica cerebral como depresión, ansiedad, déficit de atención y trastornos de sueño, entre otros.

El electroencefalograma se aplica para ver la actividad bioeléctrica normal del cerebro. El programa desarrollado en el Departamento de Psiquiatría y Salud Mental analiza dicha señal por frecuencias y la plasma en gráficas para identificar el tipo de alteración que afecta al paciente y hace el mapeo cerebral que muestra la ubicación exacta de la misma.

Gerardo Luna Guevara, David Herrera Sánchez y Moisés Álvarez Rueda, investigadores de dicho Departamento, explicaron que desarrollaron este programa porque existen otros en el mercado que únicamente realizan una parte del análisis, y aquellos que sí lo efectúan completo son costosos pero no son compatibles y flexibles en cuanto a equipos de cómputo y electroencefalografía.

Gracias al desarrollo de dicha actividad que digitaliza el electroencefalograma, se reducen los gastos en la realización de este estudio, ya que actualmente en este Departamento se imprimen sus resultados gráficos: señal (eeg), análisis espectral, mapeo cerebral, análisis estadístico y mapeos de asimetrías, entre otros. Esto también disminuye su costo.

Este trabajo desarrollado por los investigadores universitarios se aplica hace 10 años a personas con diferentes padecimientos. Sobre el particular, señalan que su uso ha facilitado y reducido el tiempo de análisis, lo cual da la oportunidad de atender eficazmente a más pacientes. En el lapso de referencia se han llevado a cabo más de 500 mapeos y atendido a más de tres mil 500 personas.

Antes se recibía exclusivamente a la comunidad universitaria, que no superaban los cien convalecientes anuales, precisamente porque era laborioso para los especialistas el análisis del electroencefalograma.

Los que actualmente asisten a este Departamento son alumnos, trabajadores universitarios y personas ajenas a la comunidad universitaria que son canalizados por los centros de salud.

Ello ocurre cuando en las clínicas donde son tratados estos pacientes no cuentan con el equipo especializado, o bien por la urgencia con la que necesiten los resultados e incluso por el bajo costo.

Las personas atendidas en este lugar padecen principalmente trastornos del sueño, depresión, ansiedad, déficit de atención, hiperactividad y epilepsias, entre otros. Aunque estas enfermedades pueden tener diversas causas, a las tres primeras se les asocia con el estrés, el consumo de alcohol y drogas.

Por lo anterior, Gerardo Luna afirmó que este estudio se le aplica a quienes presentan problemas de aprendizaje, de memoria, dolores de cabeza intensos, insomnio, terrores nocturnos, sonambulismo, agresividad, alucinaciones y despersonalización, entre otros.

Al hacer el estudio electroencefalográfico se coloca en la cabeza del paciente un gorro especial con orificios por los cuales se inserta un gel que, en contacto con los electrodos, transmite los impulsos eléctricos del cerebro.

Toda la actividad cerebral es registrada en el equipo de cómputo. Con la información obtenida, se realiza un análisis que indica si la frecuencia grabada es normal o anormal y con el mapeo se ubica la zona de la alteración.

David Herrera aseguró que el programa que desarrollaron es una herramienta para los médicos porque les ayuda a detectar las alteraciones orgánicos-cerebrales. Por eso, el investigador y sus colegas tienen el propósito de obtener la validación de un instituto de salud mental para avalar su eficacia con un gran número de personas que manifiesten una mayor gama de patologías mentales.

Este programa, que surgió hace 10 años, ha sido mejorado y perfeccionado en cuatro etapas: en la primera, sólo se digitalizaba el electroencefalograma y mostraba una gráfica. En la segunda, ya se obtenía el mapeo cerebral pero con poca resolución y únicamente con distintas tonalidades de gris, lo que impedía un diagnóstico preciso.

La tercera mejoró la calidad del mapeo cerebral en cuanto a colores, resolución y algoritmos matemáticos de graficación, lo que permitió hacer un diagnóstico más preciso. Además se le agregó el análisis de la frecuencia, numérica y estadísticamente, que indica mediante gráficas si dicha frecuencia es normal o anormal.

En la cuarta etapa, se logró que el programa se adaptara a cualquier equipo de electroencefalografía y de cómputo; el mapeo cerebral tiene más resolución, se perfeccionaron las gráficas y se cuenta con una base de datos con patrones de pacientes para realizar comparaciones.

El reto inmediato, dijo Gerardo Luna, es que en los próximos dos años se agregue al programa la facilidad de consultar vía Internet los resultados y el diagnóstico médico, esto con la finalidad de trabajar en conjunto con otros doctores y crear entre varios especialistas una prescripción más exacta.

Fuente: UNAM


Fuente: UNAM





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad