Wednesday :: 23 / 07 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

Crean forraje con nopal

Destaca la UACh el potencial de su producto para las zonas áridas


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Más imágenes

El nopal, símbolo de la mexicanidad, tiene un gran potencial de aprovechamiento no sólo como verdura o proveedor de tuna, sino también para preparar forraje, como lo prueba el trabajo de investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh).

Encabezados por Claudio A. Flores Valdez, coordinador del Programa Nopal del Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agroindustria y la Agricultura Mundial de la UACh, 20 expertos trabajan diversas líneas de estudio enfocadas a mejorar la producción, comercialización, cosecha e industrialización de esta cactácea.

La más reciente, desarrollada hace apenas un año y en fase de consolidación, es el uso de nopal enriquecido como sustituto del forraje para abatir los costos por kilo de engorda de ganado.

"Usamos principalmente la variedad Milpa Alta, que molemos y metemos a un biorreactor donde se cultivan hongos, bacterias y levaduras, adicionados con un fertilizante. Dejamos esta mezcla por 24 horas, durante las cuales crece la población de estos microorganismos", explica Flores Valdez.

'Sopa' siete veces más nutritiva

Con este proceso, precisa el también profesor-investigador del Departamento de Economía Agrícola de la UACh, obtienen una sopa con la cual nutren al ganado, y cuyo contenido de proteína es siete veces superior en comparación con el nopal solo.

"Llevamos cinco engordas de borregos, y este año planeamos hacerlo con novillos. El alimento enriquecido, que abarata los costos de engorda del ganado hasta en un 25 por ciento, tiene un gran potencial para las zonas áridas", añade.

Ahora, adelanta el experto, buscarán medir las curvas de crecimiento de la población de microorganismos. El objeto es saber si pueden programar en el biorreactor dos ciclos en lugar de uno para obtener el forraje mejorado.

"Haremos la medición cuando comience la época de calor, pues el biorreactor está al aire libre y con el clima frío (Chapingo ha registrado -8 grados Celsius este invierno) el desarrollo de los hongos, levaduras y bacterias no es tan rápido".

Productor de fruta y verdura

En una nopalera experimental asentada en una superficie de 2 hectáreas, Flores Valdez y sus colegas estudian una colección de variedades de nopal sin espinas (25) y productoras de tunas de colores (más de 80), porque el mercado internacional demanda estos productos, donde son bien cotizados.

"Italia, Israel, España, Argentina, Chile y Colombia tienen variedades sin espinas. El único que produce con variedades espinosas es México. La idea es aumentar el nivel de producción actual de 5 por ciento hasta el 10 o 15, por lo menos.

Según el especialista, las variedades sin espina, además de su fácil manejo, permiten cortar la tuna con botón (un pedacito de penca), lo cual hace que la vida poscosecha de ese fruto sea mucho mayor.

Y para su uso como verdura (nopalito) cultivan una veintena, de las que evalúan las cuatro de mayor tamaño: Milpa Alta, Atlixco, Copena V1 y Copena F1 (nombradas así por haberse desarrollado en el Colegio de Posgraduados de la Escuela Nacional de Agricultura).

Los expertos encontraron que estas 4 variedades, cultivadas a cielo abierto, no prosperaron en el ciclo otoño-invierno. Incluso, protegidas con una capa de plástico (en otro grupo de prueba) se helaron, por las bajas temperaturas. Solamente los ejemplares protegidos con un túnel de doble capa no se vieron afectados, es decir, siguieron produciendo más pencas.

Pero esta técnica de doble túnel, advierte el ingeniero, no es costeable en zonas con heladas poco frecuentes (cada 5 o 7 años), pues implica colocar doble estructura de hierro, plástico, alambre y polietileno. En cambio, en regiones como Tlaxcala o Hidalgo, donde hay climas fríos, podría ser útil.

Estos trabajos han sido financiados principalmente con apoyos externos, provenientes de Icamex y la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del Estado de México, así como por la propia UACh, que el año pasado otorgó unos 100 mil pesos al Programa del Nopal.

"Fuentes de financiamiento no nos faltan, sino tiempo para las investigaciones", señala Flores Valdez.

FUENTE.Reforma







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad