Friday :: 19 / 12 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

Rotación de Saturno se vuelve más lenta

El planeta está ralentizando el tiempo en que gira sobre sí mismo y sus explosiones eléctricas de haces de luz son más luminosas de lo que se creía


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Saturno está ralentizando (haciendo más lento) el tiempo de rotación sobre sí mismo y sus explosiones eléctricas de haces de luz son más luminosas de lo que se creía, según los primeros resultados obtenidos gracias al instrumento de ondas de radio y plasma a bordo de la nave Cassini, durante su orbitar en torno a ese planeta.

Las imágenes de Saturno, un planeta magnetizado y por ello con muchos y complicados fenómenos de ondas de radio y plasma, se han obtenido después de que en junio pasado la Cassini pasara a orbitar Saturno, como parte de un proyecto de cuatro años de duración desde entonces, para el estudio de diferentes aspectos del planeta.

Según los primeros resultados de la investigación, la velocidad de Saturno al girar sobre sí mismo es actualmente de 10 horas y 45 minutos, es decir, 6 minutos más que el tiempo medido por una misión espacial anterior, la Voyager, en 1980, que registró una duración de 10 horas y 39 minutos en el tiempo de girar del planeta.

Por ello, al menos en los últimos 23 años se ha producido "un cambio importante" en el tiempo de rotación de Saturno, de cuyas causas se tiene escaso conocimiento, según concretan los científicos responsables de la investigación en un artículo publicado en la última revista de Science.

El "bamboleo" en la rotación de Saturno por la inclinación con los ejes magnéticos podría explicar esa ralentización en su rotación, según el equipo de científicos responsable de la investigación, procedentes de varios centros de investigación de Europa y también de la Universidad de Iowa (EEUU).

Por otro lado, según los datos obtenidos, las ráfagas eléctricas en Saturno tienen una luminosidad de entre diez y treinta veces más de lo que se había medido en 1980 por la misión Voyager, unos resultados que pueden ayudar a comprender mejor las tormentas de rayos en Saturno y otros muchos aspectos de ese planeta, explican los científicos.

A partir de las imágenes de la Cassini, los investigadores disponen además de grabaciones de pequeñas partículas de polvo adheridas a la nave, que dan pistas del perfil de densidad eléctrica de la zona del espacio dominada por el campo magnético de Saturno.

Asimismo se tienen datos sobre los anillos "helados" de ese planeta por colisiones de pequeñas lunas y del satélite más lejano (Phoebe).

La Cassini-Huygens, lanzada el 15 de octubre de 1997, es una de las misiones de la Agencia Espacial Americana NASA con naves de gran tamaño y enorme presupuesto, en la que participan también la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana.

Su objetivo era realizar una investigación sin precedentes en el enigmático planeta de los anillos, con un tamaño 764 veces mayor que la Tierra.

Otras naves espaciales, como la Pioneer 11 y los Voyagers, también accedieron anteriormente a la órbita de Saturno pero recogieron fotografías de menor entidad durante los pocos días que duró su encuentro con ese planeta.

A bordo de la Cassini viaja el módulo Huygens, que tiene previsto separarse de la nave el día de Navidad, para posarse a mediados de enero sobre Titán, el satélite de Saturno más enigmático de los 31 que se le conocen, al tener una atmósfera un 60 por ciento más densa que la de la Tierra y un tamaño superior a Mercurio o Plutón.







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad