Noticias

Wirikuta: un sitio sagrado

      
La cultura huichol se ha visto amenazada a causa de la explotación minera en tierras de Wirikuta. Foto: Agencia ID
La cultura huichol se ha visto amenazada a causa de la explotación minera en tierras de Wirikuta. Foto: Agencia ID
Situado en San Luis Potosí, el territorio de Wirikuta fue incorporado en 1988 por la UNESCO a la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales, y en 1994 fue declarada Área Natural Protegida por el gobierno local.

Sin embargo, el gobierno federal otorgó concesiones a empresas canadienses para extraer mineral de plata, lo que provocó la movilización de huicholes y otros actores de la sociedad para exigir la cancelación de estos permisos.

Una investigación de Paul M. Liffman, experto del Colegio de Michoacán (Colmich), hace referencia a este movimiento donde destaca el acercamiento de los huicholes con otros actores de la sociedad, a quienes llaman teiwarixi, lo que significó la apertura por parte de esta comunidad.

“Este movimiento ha logrado gran popularidad a partir de una política identitaria que abre la puerta al deseo de grandes sectores de identificarse con la territorialidad sagrada e, inclusive, de (re)indianizarse a través de la participación en una religión chamánica”, manifiesta el estudio del Colmich.

De esta manera, el artículo hace énfasis que los huicholes han hecho todo un esfuerzo por enseñarle a la población en general sus tradiciones y, más importante, pedir ayuda para detener la explotación de minerales en una zona que para ellos es sagrada y que para todos los habitantes del país es una Reserva Natural Protegida.

“Es decir, arguyeron que las “esencias de la vida” estaban gravemente amenazadas, desplegaron rituales y, hasta cierto, punto compartieron su indigeneidad a cambio de la soberanía territorial que habían cedido a los no indígenas en siglos pasados”, expone Paul M. Liffman.

Una muestra fue que en las últimas peregrinaciones que hacen los huicholes al Cerro Quemado que se encuentra en la sierra de San Luis Potosí -que consideran el altar mayor de Wirikuta, donde según su cosmovisión el universo fue creado- incluyeron a personas que no son indígenas, para defender el territorio.

Esta aérea que consta de 191 mil hectáreas, localizadas en los municipios de Catorce, Cedral, Charcas, Metehuala, Venegas, Villa de Guadalupe y Villa de la Paz en San Luis Potosí, se encuentra en espera de ser decretada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (CONANP-Semarnat), como Área Natural Protegida bajo la modalidad de Reserva de la Biósfera.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.